Entregan a familiares los cuerpos de colombianas muertas tras accidente

/ 955

Chilpancingo, Gro. 01 de Marzo del 2018.  –Familiares de las dos jóvenes de Colombia que sufrieron un grave accidente automovilístico la noche del pasado lunes en la autopista del Sol y que perecieron en el Hospital General de esta capital, reclamaron sus cuerpos en la Fiscalía General del Estado (FGE), y les fueron entregados la tarde de este jueves.

El lunes por la noche un automóvil deportivo Ferrari color rojo, con placas de circulación PYU5755 del estado de Morelos, se accidentó en la autopista del Sol rumbo a Cuernavaca, poco antes de llegar al puente Solidaridad.

La impericia y el exceso de velocidad provocaron que el conductor perdiera el control del auto y chocara primero contra un autobús y después volcara. Según testigos, quienes iban a bordo de otro auto deportivo BMW que seguía de cerca al Ferrari, rescataron al conductor y se lo llevaron.

En el interior del Ferrari en llamas quedaron las dos mujeres, mal heridas, con quemaduras de segundo y tercer grado.

Las dos mujeres fueron trasladadas de emergencia al Hospital General de esta capital, donde reportaron como grave su estado de salud, pues presentaban quemaduras de segundo y tercer grado en el 90 por ciento de sus cuerpos.

Fueron identificadas como Zaira Tatiana García Guzmán, de 29 años de edad, y Dayana Sánchez García, de 22, ambas de nacionalidad colombiana. La primera falleció la madrugada del miércoles.

La madrugada de este jueves en el hospital general informaron a las autoridades del fallecimiento de la segunda, Dayana Sánchez García.

Por este hecho la FGE inició la carpeta de investigación 12020090500310260218, por el delito de homicidio culposo por tránsito de vehículo.

El director del Servicio Médico Forense (Semefo), Ben Yauda Martínez Villa, confirmó que ambas sufrieron quemaduras “de casi en el cien por ciento de su cuerpo.

En el transcurso de la tarde los cuerpos de las dos jóvenes fueron entregados a sus familiares, quienes no quisieron emitir ninguna declaración respecto a este trágico suceso.

El Ferrari en el que viajaban las dos jóvenes colombianas, estuvo involucrado en un escándalo del empresario Alberto Sentíes Palacios, conocido como “Lord Ferrari”, luego de haber protagonizado un percance automovilístico en la Ciudad de México, por el que ordenó a sus guardaespaldas golpear al conductor del otro vehículo.

Sentíes Palacios ha sostenido que ese automóvil sí fue de su propiedad y que lo vendió hace dos años a una persona que hasta este jueves aseguraba que lo había prestado a Iván Borbolla o Iván de la Borbolla.

(www.agenciairza.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *