El impacto colateral del homicidio de Ambrosio Soto… Por: Federico Nogueda

Columnas_Digital_Guerrero_Federico_Nogueda

No solo es el aviso de que se tienen que reforzar las medidas de seguridad por los sucesos de los homicidios de algunos representantes populares como en el caso específico del ex alcalde de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte, sino el resultado del resultado que es el impacto de ese homicidio.

Ahorita la indagatoria que es el primer resultado casi está en segundo término, lo fuerte es el impacto de ese atentado, es decir el intercambio epistolar de responsabilidades que se ha generado entre el gobierno del estado de Guerrero y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y el alcalde de Acapulco con sus declaraciones.

Para iniciar a la fracción del PRD en el Congreso no les cayó nada bien la declaración del Gobernador Héctor Astudillo cuando informó sobre los sucesos, el gobernador dijo y lo sigue sosteniendo: ‘Que lamentablemente fue un lugar y hora inapropiada para viajar’, que él siempre se lo recomendó constantemente: ‘No viajes de noche, nunca te separes de toda la seguridad’.

Sobre esa misma expresión, el secretario General de Gobierno Florencio Salazar Adame el día de ayer declaró en comunicado que parte de la violencia se produjo en los dos pasados gobierno perredistas, así también que el gobernador recibió una administración quebrada con cerca de 25 mil millones pasivos.

Pero lo que calentó de acuerdo al comunicado al secretario General de Gobierno según así se ha observado fueron las palabras del alcalde de Acapulco donde dijo en reunión en la ciudad de México comentó: ‘Ojalá pronto Acapulco deje de ocupar el primer lugar nacional en el índice de violencia, así también ´habrá que plantear: una ‘real” coordinación entre los tres órdenes de gobierno y no de “chismito, ni de fotos, ni de pose’.

Por lo que el secretario General de Gobierno Florencio Salar consideró que algunos ayuntamientos incluido el de Acapulco han evadido sus responsabilidades, se han desentendido, casi dice simuladores y que el gobierno del estado ha hecho esa tarea.

La reacción del perredismo no se hizo esperar en voz de su dirigente estatal Celestino Cesario Guzmán quien dijo que el PRD no está politizando el homicidio del ex alcalde de Pungarabato, que no se bajará la guardia en torno a ese asesinato.

Que no separara hasta que se haga justicia y se detenga a los homicidas y que el secretario de Gobierno no evada sus responsabilidades como encargado que es, y pidieron su renuncia al cargo.

De esta forma puede observarse que la crisis de inseguridad está enfrentando a unos contra otros, con un alcalde de Acapulco que de repente pierde el sentido de ubicación, como que se le olvida que él es el alcalde y declara como si fuera un ciudadano más.

Él debe de ser parte de la solución y no del problema, no por su declaración, sino por su desubicación en el tiempo y espacio como se desarrolla, si bien no debe de agradecer por que es obligación de la federación y la gestión del gobierno estatal, debe de considerar antes de hablar lo que realmente él ha aportado para solucionar los problemas de inseguridad.

Y con un secretario de General de Gobierno que ha estado en relax en el sentido particular a pesar que cuenta con mucha capacidad política e intelectual de no debatir los temas del interés estatal, es decir, no es participe directo en agarrar como se dice coloquialmente ‘el toro por los cuernos’, quizás alguien no lo deje o simplemente es una estrategia, pero equivoca.

Pero mientras eso no pase, su prestigiada figura se desgasta por la falta de operatividad, no es ese Florencio de la imagen operativa con que agarró fama, sino a veces parece no estar, aunque esté en los problemas.

Y por parte del PRD ya debe de haber un cambio en la dirigencia estatal, el pobre del hoy finado Ambrosio Soto Duarte quien se dirigía para con su situación de amenaza era con el senador Ríos Piter y el presidente de la Mesa Directiva del Senado Luís Miguel Barbosa, eso no quiere decir que tampoco se vio con su dirigencia, y otros miembros, sino que no se vio ese calor o pasión conque suele ser ese partido.

[email protected]