Alaba el arzobispo Leopoldo González la construcción del Cristo más grande del mundo en Acapulco

/ 279

Foto / Archivo

Acapulco, Gro. 08 de Septiembre del 2017. –  La construcción del Cristo más grande del mundo en Acapulco “ha sido una ilusión desde hace muchos años”, afirmó el arzobispo Leopoldo González González.

El prelado navegó esta mañana en la bahía de Santa Lucía acompañado de un grupo de feligreses católicos, quienes entonaron cantos, echaron al mar ofrendas florales y pidieron a Dios su gracia para la humanidad y particularmente para México, Guerrero y Acapulco.

El arzobispo oró por la paz ante los embates de la violencia y la inseguridad en este puerto, así como por la protección de Jesucristo a favor de los pescadores, y pidió unos minutos de oración por las personas que sufrieron pérdidas familiares y materiales como resultado del terremoto de la noche del jueves.

Sobre la construcción de un Centro de Paz en el cerro del Encinal, así como la edificación del “Cristo más grande del mundo”, más que el de Brasil, que el de Perú o de Bolivia, según ofreció el alcalde Evodio Velázquez Aguirre durante su segundo informe de labores el lunes pasado, el religioso dijo que “todo lo que abone a la paz y a la fortaleza del tejido social, ha de estar en todo lo que debemos aplaudir e implementar”.

Del terremoto que sacudió a gran parte del país, principalmente estados del sur, el religioso asumió que Guerrero es una zona sísmica, por lo que pidió a la ciudadanía reaccionar con calma a fin de evitar tragedias.

Expresó su tristeza y cercanía con las personas que sufrieron alguna perdida por el sismo, y dijo que habló con otros pastores como el de Tonalá, Chiapas, para conocer las condiciones de las iglesias, y descartó que se haya registrado algún daño de gran magnitud en sus edificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *