UVEÍTIS, padecimiento ocular más frecuente en hombre

/ 343

Acapulco, Gro. 12 de Julio del 2018. – Enrojecimiento, dolor, sensibilidad a la luz, visión borrosa y manchas oscuras flotantes en el campo visual, son las características de la uveítis, padecimiento visual que afecta más a los varones, indicó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La uveítis es una inflamación de la úvea, formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. En conjunto, estos forman la capa media del ojo entre la retina y la esclerótica (parte blanca del ojo).

La úvea consta de tres estructuras fundamentales: en la parte anterior del ojo, el iris y los cuerpos ciliares mientras que en la parte posterior se encuentra la coroides. En la úvea conviven infinidad de arterias, capilares y vasos sanguíneos que se encargan de transportar la sangre, con la función de nutrir a gran parte del globo ocular. Por ello, se trata de una zona muy sensible a procesos inflamatorios o infecciosos.

El cirujano oftalmólogo de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 29 con Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA), Emerson Axel Ayala Gutiérrez, explicó que otra característica “muy común” de la uveítis es la fotofobia (Intolerancia anormal a la luz por la molestia o dolor que produce), parpadeo constante, baja visual, ojo rojo y lagrimeo.

Indicó que este padecimiento ocular es recurrente en pacientes a partir de los 20 años y hasta los 50 años de edad, pero es curable con la adecuada atención médica.  Se presenta en mayor proporción en los hombres.

Destacó que es recomendable realizarse un chequeo oftalmológico al menos una vez por año como una acción preventiva o curativa. En el caso de la uveítis, indicó se considera grave si no es atendida con prontitud.

Indicó que algunas molestias recurrentes oftalmológicas de atención y requieren revisión médica son: baja visual súbita, ojo muy rojo y dolor ocular. Estas características pueden tener repercusiones para la función visual como: cataratas, desprendimiento de retina, glaucoma, hemorragias –intraoculares-, líquido en la retina y pérdida de visión.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *