Uso de pirotecnia o cohetes en niños solo con supervisión de sus padres: IMSS Guerrero

/ 472

*Evitar el uso de remedios caseros al ocurrir una quemadura y acudir de forma urgente a la Unidad de Medicina Familiar de su adscripción u hospital

Acapulco, Gro. 13 de Diciembre del 2016. – Quemaduras de primero, segundo y hasta tercer grado, así como daños auditivos y de ojos, se pueden generar por el uso inadecuado de la pirotécnica, y donde los niños menores de 10 años de edad son los que registran el mayor tipo de incidentes, indicó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

Por tradición, en nuestra cultura, en diciembre, se registra un incremento en el uso de pirotecnia o cohetones, que contribuyen a “embellecer” las fiestas religiosas y decembrinas, sin embargo, es necesario prevenir accidentes.

La doctora especialista en Medicina Familiar, Irasema Isabel Urbina Aranda, indicó que sí existe un incremento de accidentes de este tipo en periodo vacacional de diciembre, y en casos graves, además de las lesiones en piel, se pueden perder miembros como dedos e incluso la mano, que junto con la cara y cuello son las zonas más afectadas.

“Los accidentes se incrementan en esta temporada en que se hace uso irracional o desinformado de este tipo de diversiones y la mayor prevalencia lo tenemos en los niños porque lo usan sin la supervisión de ningún adulto, las principales son las quemaduras de primero y de segundo grados”.

Mencionó que es recurrente que cuando un niño o adulto sufre alguna quemadura, es atendido de forma errónea con medicamentos caseros, que, en ocasiones en lugar de ayudar, afectan más la piel del paciente, como es pasta dental, miel, agua, hielo, jitomate o cualquier cantidad de productos.

De ocurrir una quemadura, lo único que se debe hacer es envolver suavemente la parte afectada con un pañuelo limpio y acudir de emergencia a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción u hospital más cercano.

La médica Urbina Aranda mencionó que la atención de estos pacientes requiere de un manejo especial, incluye tratamiento farmacológico (antimicrobianos) para evitar infecciones, lavados e injertos quirúrgicos y seguimiento en consulta externa, hasta terapia psicológica.

Las quemaduras son sumamente delicadas, por tal motivo necesitan cuidado especializado. Estas heridas se clasifican en primero, segundo y tercer grados según su extensión y profundidad. Las de primer grado son las superficiales; las segundas, aquellas que dañan las capas de la piel, y las terceras, las que lesionan piel, músculo y hueso.

Recomendó a los padres de familia a no dejar solos a los pequeños cuando jueguen con fuegos artificiales y estar alerta durante los festejos navideños o en cualquier periodo del año para evitar accidentes que fácilmente se pueden prevenir.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *