Trauma acústico, provocado por ruidos fuertes: especialista del IMSS Guerrero

/ 326

*El uso constante y prolongado de audífonos o bocinas en decibeles logren generar esta lesión

Acapulco, Gro. 22 de Julio del 2017. – El trauma acústico, también identificado como lesión de oído o trauma de oído interno, se identifica como un daño en los mecanismos auditivos a causa de un ruido muy fuerte, y el uso común y prolongado de audífonos puede generarlo, alertó el otorrino del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero del IMSS en Acapulco, Alfonso García Vázquez,

Es común que entre la adolescencia y los adultos jóvenes sea común el uso diario y constante de audífonos o bocinas, en decibeles que logren generar este trauma, que de producirse debe ser atendido por un especialista. Explicó que 90 decibeles, a ocho horas no causa ningún daño auditivo, “pero ya si le sumas, 100 o 110, o 120, no puedes estar en ambiente ruidoso o adverso, por cuatro a seis horas porque vas a tener un trauma acústico”.

Comentó que los especialistas utilizan los decibeles (dB) para medir la potencia de los sonidos, y detalló que cuando ocurre un trauma acústico se generan síntomas como: hipoacusia, generalmente parcial y que involucra los sonidos de tono alto, estos malestares pueden empeorar lentamente, además de que se generan ruidos y zumbidos en el oído (tinnitus).

Agregó que los pacientes que son atendidos, la mayoría jóvenes, aseguran que utilizan los audífonos con música elevada como una medida de concentración para sus tareas diarias o como una simple forma de distracción, sin entender que severo daño que a mediano plazo les ocasionará.

Consideró que el daño auditivo inducido por ruido se ha convertido en un problema de salud pública que debe ser atendido de forma personal, midiendo la intensidad de la música para no provocar daños, por lo que aleteó a los padres de familia para verificar que sus hijos utilicen lo menos posible audífonos o bocinas a volúmenes elevados.

De ocasionarse el trauma acústico, el médico indicó que debe ser atendido por un especialista, evitando cualquier tipo de automedicación, que puede empeorar la lesión auditiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *