Parkinson, condición neurológica progresiva con causa desconocida

/ 143

Acapulco, Gro. 11 de Abril del 2018. – El Parkinson es una enfermedad neuro degenerativa que al ser atendida por un especialista permite al paciente continuar una vida independiente, pero que requiere el apoyo integral de la familia, informó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Generado por una disminución de las neuronas, la enfermedad del Parkinson desarrolla alteraciones motoras y no motoras en la persona que la padece, explicó el Instituto.

El médico especialista en neurología del Hospital General Regional (HGR) No. 1 Vicente Guerrero del IMSS en Acapulco, Mario Xochilcal Morales, detalló que los síntomas motores son rigidez de sus extremidades, lentitud, temblor y alteraciones del equilibrio. Las características no motoras son ansiedad, depresión, trastornos del sueño y trastornos de la temperatura corporal.

En la conmemoración del Día Mundial del Parkinson, este 11 de abril, informó que la enfermedad aparece regularmente en pacientes a partir de los 50 años de edad, aunque también se ha registrado en personas menores de 40 años.

En el HGR No. 1, son atendidos cada semana un aproximado de seis pacientes con la enfermedad, tanto nuevos como subsecuentes y de ambos sexos.

El médico mencionó que las personas con Parkinson tienen lo que se llama “cara de póker” o falta de expresión facial, ya que carecen del control de sus músculos faciales, y conforme progresa la enfermedad su capacidad para comunicarse con los demás también se resiente.

Xochilcal Morales indicó los especialistas consideran que el padecimiento es producto de una combinación de una predisposición genética y factores ambientales, sin embargo, la causa exacta permanece aún sin identificar, por lo que no existe un tratamiento o actividad de prevención.

El doctor del HGR No. 1 Vicente Guerrero destacó que los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a reducir la severidad de los síntomas; el ejercicio regular, especialmente los de fortalecimiento muscular y de la marcha, así como los cambios de dieta no van a retardar la profesión, pero si pueden reducir la severidad de los síntomas.

El médico agregó que la progresión de la enfermedad varía en cada persona, pero retiró la importancia de mantener una estricta vigilancia médica y el apoyo y compresión de sus familiares.