Mastopatía fibroquística, pequeñas protuberancias en los senos pueden ser confundidas con otros padecimientos

/ 498

Foto / onsalus

Acapulco, Gro. 19 de Marzo del 2018. – La mastopatía fibroquística son pequeñas protuberancias o “bolitas” en los senos, que aparecen hasta en el 95 por ciento de las mujeres, y aunque no es maligno se recomienda tratamiento con un médico especialista, indicó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Con una frecuente aparición en mujeres a partir de los 25 años de edad, la mastopatía fibroquística se genera por un exceso o desequilibrio de estrógenos (hormonas sexuales femeninas), se informó.

El jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero del IMSS en Acapulco, Miguel Campechano López, indicó que, aunque se trata de un padecimiento común, la paciente debe verificar que no se trata de cáncer de mama.

El médico informó que esta enfermedad es el primer motivo de consulta en este servicio, por lo que insistió en la necesidad de las acciones de prevención.

Explicó que los cambios hormonales favorecen la retención de líquido en diferentes partes del cuerpo, siendo los senos una de las más comunes, razón por la que suelen inflamarse, ser sensibles al tacto y provocar cierto dolor, pero una vez que el periodo menstrual pasa es normal que esa acumulación de fluido desaparezca.

No obstante, en ocasiones se adhiere y produce protuberancias en forma de pequeñas bolitas llamadas quistes, condición que los médicos identifican, por eso la importancia de que acudan a las revisiones de manera periódica, reiteró el doctor Campechano López.

Los síntomas más comunes de la enfermedad incluyen: dolor de pecho, sensibilidad, quistes (bolitas) en los senos, cambios del tamaño del seno, secreciones sin sangre de los pezones, aumento de olor y los bultos entre la ovulación y el inicio del periodo, por lo que reiteró la importancia de que sea el especialista quien evalúe la condición médica de la paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *