Inicia el año desparasitándote para prevenir enfermedades intestinales: IMSS Guerrero

/ 559

Acapulco, Gro. 20 de Enero del 2018. – Al iniciar el año, promotores de medicina preventiva de la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) promueve entre sus derechohabientes evitar la parasitosis intestinal, enfermedad intestinal infecciosa de gran contagio, principalmente por el consumo de agua y alimentos contaminados.

Este padecimiento, considerado afecta más el entorno social de los niños, debido a que las causa anemia, bajo peso, nutrición inadecuada y crecimiento más lento, además de que les genera un desinterés en sus actividades escolares.

Los parásitos más comunes son: áscaris (lombrices) y la taenia solium o solitaria, mismas que se alojan ampliamente en el intestino de la persona infectada, comentó el enfermero de medicina preventiva Saúl Jiménez Hernández y reiteró que la parasitosis es son sumamente contagiosas, razón por lo que se insiste en desparasitarse dos veces por año.

El enfermero especialista comentó que la sintomatología de la parasitosis es dolor de estómago, pérdida de peso, flatulencias y fuerte dolor de cabeza, aunque también puede llegar a tornarse asintomática.

Existen dos formas de que se manifieste la acción tóxica parasitaria. La primera en la que están involucrados los problemas digestivos: mal aliento, apetito inestable, constipación, diarrea, acidez, cuadros apendiculares o vesiculares, gastroenteritis, etc. Las toxinas parasitarias, provocan un bloqueo de la absorción de los alimentos a nivel de la mucosa intestinal, lo que provoca en muchos casos la delgadez del paciente.

La segunda manifestación es la tóxica propiamente dicha, Se desarrollan lejos de donde los parásitos están alojados y lo hacen por intermedio de sus toxinas. En estos casos hay que advertir a pacientes y profesionales de la salud que cuando existe una sintomatología típica de una enfermedad determinada, la cual tratada convenientemente no tiene como resultado la mejoría.

Mencionó que, a nivel nacional, el IMSS en sus módulos PrevenIMSS informa sobre este tema, así como otorga atención y tratamiento adecuado, situación que es, dijo, de suma importancia a cualquier edad, pero es más importante en niños menores de cinco años de edad.

Agregó que el cuidado de la salud es diario y si existen dudas, los módulos PrevenIMSS están cubiertos con personal multidisciplinario para brindar la información que el derechohabiente necesita.

Recomendó que el tratamiento de desparasitación se haga como mínimo cada seis meses, tomar la medicación sin ningún tipo de interrupción. Otra buena medida es que el tratamiento se extienda a toda la familia, ya que de otra manera la curación se hace lenta o imposible, por los contagios por besos, abrazos, el uso común de toallas, servilletas, el baño, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *