Informa IMSS sobre atención en días de asueto en Semana Santa

/ 335

Acapulco, Gro. 17 de Marzo del 2018. – La Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informa a la población derechohabiente que durante los días de asueto -29 y 30 de marzo-de Semana Santa se mantendrá atención en las áreas de urgencias y atención médica continua en Unidades de Medicina Familiar (UMF´s) y hospitales del estado.

No obstante, sí habrá suspensión, ambos días, en las áreas administrativas, subdelegaciones, consulta externa, guarderías y Centros de Seguridad Social, quienes retomarán las actividades el lunes 02 de abril, explicó el delegado estatal, Reyes Betancourt Linares.

De igual manera, de acuerdo al artículo 74 de la Ley Federal del Trabajo se establece como día de descanso obligatorio el 19 de marzo, para conmemorar el natalicio de Benito Juárez, el 21 de marzo de 1806, por lo que en dicha fecha también habrá suspensión de actividades en las instalaciones mencionadas, y retomando actividades el 20 del mismo mes. Solo se mantiene atención en urgencias y atención médica continua en medicina familiar.

El delegado indicó que, en los días de asueto, el Instituto cuenta con personal de guardia que ofrecerá atención en las áreas médicas indicadas, recordando a los derechohabientes y beneficiarios hacer uso responsable de los servicios.

Las UMF que mantendrán los servicios de Urgencias y/o atención médica continua son: el número: 2,9, 26, y 29, así como el Hospital General Regional (HGR) No.1 Vicente Guerrero de Acapulco, y los hospitales de Iguala, Chilpancingo, Zihuatanejo, Taxco y Ciudad Altamirano.

Precisó que en la sede delegacional de Acapulco y en las cuatro Subdelegaciones del estado, como son: Acapulco, Iguala, Chilpancingo y Zihuatanejo, no habrá labores administrativas, al igual que en los CSS y las 14 guarderías.

Reiteró la importancia de que la población identifique las urgencias reales y sentidas, para que las salas de espera no se saturen sin motivo.

Explicó que una urgencia real es una situación de afectación a la salud personal, que desde el punto de vista clínico-médico implica riesgo a corto plazo para la vida, un órgano o la función de este, por lo que su atención debe ser inmediata.