Informa el IMSS sobre prevención contra proliferación y picadura de Alacrán

/ 191

La picadura por alacrán se considera una emergencia vital y es frecuente en zonas con clima tropical o árido, por lo que su prevención desde el hogar es primordial para evitar su proliferación y posibles picaduras en sus habitantes, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

Al año, la delegación estatal atiende un número aproximado de cuatro mil casos de picaduras de alacrán, y de las que 10 por ciento fueron casos graves, pero que lograron una atención adecuada en clínicas y hospitales del Seguro Social en la entidad.

El médico epidemiólogo Humberto Reyna Echaniz, explicó que la picadura del alacrán es considerada una urgencia médica, por lo que en los siguientes 30 minutos después del suceso es cuando tiene que ser atendida, de lo contrario la intoxicación puede avanzar y complicar el cuadro.

Una situación recurrente entre los derechohabientes que sufren este tipo de piquete es sus familias los automedican, lo que sin duda podría afectar aún más su estado de salud. La ingesta de abundantes cantidades de leche o alcohol o comer ajo, son la creencia de que neutralizará los efectos venenosos del insecto, pero estos no son de ayuda para el paciente.

Detalló que la intoxicación cuando es leve genera síntomas como: dolor intenso y adormecimiento del sitio corporal de la picadura, nerviosismo e irritabilidad. En menores de cuatro años llanto incontrolable; moderada: más secreción nasal y salivación abundante, sensación de cuerpo extraño en la garganta (como si tuviera un estropajo dentro), dificultad para respirar, dolor abdominal, náusea y vómito.

Pero cuando se trata de intoxicación grave, los síntomas son todos los anteriores, así como cambios en el ritmo y frecuencia del corazón (latidos), trastorno de habla, palidez alrededor de los labios y postración. Pero indicó que no se debe dejar llegar a este momento y acudir en forma inmediata a recibir atención médica adecuada.

Reyna Echaniz destacó que los sitios más frecuentes afectados son los miembros superiores e inferiores, aunque también puede ser en cualquier parte del cuerpo. Es importante la rápida instauración del tratamiento, ya que, dependiendo de la misma, será el pronóstico del paciente.

Las recomendaciones para evitar la picadura del alacrán y su ingreso a nuestro hogar son sencillas y pueden ser realizadas por todos los miembros de la familia: Colocar mosquiteros o sobre las camas mantas de cielo (pabellones) para evitar que caigan del techo los alacranes mientras duermen las personas.

Revisar y sacudir la ropa entes de ponérsela. Revisar ángulos de las paredes, puertas y ventanas. Resanado y aplanado de techos, pisos y paredes, además de colocar protección en puertas, ventanas y techos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts