IMSS Guerrero recomienda cuidarse de los agresivos rayos solares

/ 470

*Insolación, golpe de calor y quemaduras, principales daños al organismo

Acapulco, Gro. 13 de Abril del 2017. – La exposición prolongada a las altas temperaturas ambientales puede provocar la pérdida de agua y electrolitos, derivando en la insolación o golpe de calor, por lo que es preferible evitar exponerse al sol de las 11:00 a las 17:00 horas para evitar estos daños, recomendó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.




Durante este periodo vacacional, las personas se exponen a periodos prolongados de calor excesivo combinado con una humedad ambiental elevada. La exposición al calor excesivo puede generar desde agotamiento hasta el golpe de calor o insolación.

El agotamiento se produce por una considerable pérdida de líquidos y sales minerales debido al sudor profuso. Se manifiesta con sensación de cansancio, flacidez y desmayo, y se acompaña de cefalea, náuseas y vómitos, pulso débil y rápido, respiración acelerada y piel fría, pálida y húmeda.

El médico supervisor de Medicina Familiar, Israel Flores Y Flores, detalló que el golpe de calor genera síntomas diversos como un aumento de la temperatura hasta de 40 grados centígrados, con cefalea, náuseas, somnolencia y sed intensa; la piel se pone seca, enrojecida y caliente.

Comentó que, en el caso de los centros turísticos de playa, es “casi imposible” que las personas no se asoleen, sin embargo, al hacerlo, es necesario que tomen en cuenta las recomendaciones, y si aún con la información deciden exponerse al sol, deben aplicarse un protector solar.

Medidas de protección son básicas, como: utilizar protectores solares con un Factor de Protección Social (SPF, por sus siglas en inglés) de 30 como mínimo; aplicarse los protectores media hora antes de exponerse al sol; Repetir la aplicación cada 2 ó 3 horas, indicó Flores Y Flores.

Asimismo, buscar sombras en los espacios abiertos y usar sombrillas. De forma importante se recomienda no exponer a los bebés al sol; utilizar lentes de sol, que filtren los rayos UV. Así también se recomienda el uso de sombreros, gorras, ropa de colores claros de algodón y holgada.

Cuando se expone al sol de forma prolongada, las partes afectadas son cara, cuello y brazos; estas son las áreas que debe recibir una mayor cantidad de protector solar.

Agregó que, aunque estos padecimientos se identifican todo el año, es en los periodos vacacionales cuando se registra un incremento hasta del 25 por ciento, por lo que recomendó a los derechohabientes para que en caso de presentar los síntomas del golpe de calor, insolación o quemaduras por el sol acudan a la Unidad de Medicina familiar (UMF) más cercaba para su atención médica adecuada.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *