Hasta 70 por ciento de los casos de Osteoporosis es en mujeres

/ 140

Acapulco, Gro. 17 de Mayo del 2018. – La ingesta frecuente de ácido fólico, pero consultada con un médico, es una acción preventiva contra la anemia y la osteoporosis; este último padecimiento produce una disminución de la densidad de masa ósea y así los huesos se vuelven más porosos, informó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La osteoporosis se define como la disminución de la cantidad de hueso que facilita la producción de fracturas ante traumatismos mínimos. Su origen está integrado por factores endócrinos y nutricionales; de estos últimos la cantidad de calcio que se consuma y se absorba juega un papel primordial, explicó el Instituto.

El médico especialista en medicina familiar de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 9, Javier Herrera, Indicó que la genética, problemas hormonales y la edad, son factores para un desarrollo de esta enfermedad, la cual es identificada con las personas de la tercera edad, pero indicó que es necesaria empezar una prevención a partir de los 40 años de edad.

Las mujeres representan aproximadamente un 70 por ciento de los casos, mientras que los hombres en edades mayores a 50 años el otro 30 por ciento, comentó el doctor del Instituto.

Destacó que la desnutrición es una característica importante para el desarrollo de la misma, y destacó que una acción preventiva es la alimentación balanceada y el consumo de ácido fólico, no sólo en el periodo de embarazo sino por prescripción médica a partir del periodo de vida indicado.

El médico explicó que el organismo absorbe y reemplaza constantemente el tejido óseo, pero la osteoporosis no permite que el tejido óseo nuevo que se creó sea suficiente para reemplazar al que se eliminó, y destacó que muchas personas no presentan síntomas hasta que sufren una fractura ósea, las cuales son muy comunes en cadera y rodillas.

Mencionó que otra importante recomendación, que, desde realizarse desde la infancia, es realizar ejercicio, ya que contribuye a que los huesos se fortalezcan; algunas de estas sencillas acciones diarias son: caminar, correr o trotar o subir escaleras.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *