Colon irritable inicia con una mala alimentación, informa el IMSS

/ 1040

*En los Módulos de Medicina Preventiva se ofrece información adecuada de alimentación saludable, para evitar la aparición de colitis, gastritis y colon irritable

Acapulco, Gro. 17 de Diciembre del 2017. – Distensión y dolor abdominal sin causa aparente puede tratarse de colon irritable, padecimiento que de no ser tratado se convierte en crónico, y que influye en la aparición de otras enfermedades como gastroenteritis o intolerancias alimentarias, indicó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo a los especialistas del Seguro Social, este padecimiento suele generar alteraciones del ritmo intestinal, es decir, puede manifestarse con estreñimiento o diarrea, además de la inflamación abdominal, que se considera una de las características más molestas.

El Instituto informó que, durante este periodo vacacional, los derechohabientes, cuiden aún más su alimentación en caso de salir de vacaciones, para evitar padecimientos gastrointestinales como el colon irritable.

La médica familiar, Quintila Rivera indicó que en el Instituto se informa sobre la alimentación saludable, que contribuye en evitar las enfermedades gastrointestinales, además del sobrepeso y la obesidad.

Comentó que en los Módulos de Medicina Preventiva -PrevenIMSS- se ofrece la información adecuada, y se recomienda no saltarse las comidas, porque esto contribuye a la aparición de colitis, gastritis y colon irritable.

La doctora del Seguro Social detalló que para prevenir el colon irritable es necesario una alimentación adecuada, baja en grasas y altas en proteínas y fibras, principalmente de frutas y vegetales.

Así también, comentó que es preferible evitar el consumo de azúcar, café, chocolate, grasas animales, picantes, alimentos muy condimentados, bebidas gaseosas o algunas leguminosas y productos lácteos; las horas prolongadas de ayuno; no tomar suficiente agua, y el sedentarismo puede agravar este padecimiento.

Una recomendación para la persona que ya presente colitis nerviosa es evitar los ayunos prolongados, mejorar su dieta y establecer horarios para comer e ir al baño. En caso de que no desaparezcan las molestias en un periodo de dos a tres días, debe acudir al médico y no automedicarse, lo cual, señaló es muy habitual entre la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *