Automedicación para combatir trastornos del sueño genera otros padecimientos, advierte IMSS

/ 582

*Cuando paciente es atendido por trastornos del sueño, se le puede hacer una prescripción controlada de medicamentos, sin embargo, solo es para su estabilización médica

Acapulco, Gro. 09 de Enero del 2018. – El estrés y ansiedad, por cualquiera de sus causas, es uno de los factores principales que generan insomnio, trastorno del sueño que afecta en forma directa el desarrollo personal, laboral o social de una persona, indicó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Para tratar de evitar el trastorno es frecuente que quien lo padece recurra a la automedicación, la cual, al no ser prescrita puede generar otros padecimientos, como los gástricos o adicciones, indicó el Seguro Social.

El médico familiar, Jesús Gante Rodríguez, explicó que cuando paciente es atendido por trastornos del sueño, se le puede hacer una prescripción controlada de medicamentos, sin embargo, solo es para su estabilización médica, pues de lo contraría, reiteró, podría afectarse más su estado de salud.

“De los medicamentos para el insomnio, son sicotrópicos, dentro de ellos son el clonazepan, diazepan, en los últimos tiempos hemos observado que efectivamente se han estado utilizando de una manera muy frecuente por personas, en promedio de 40 años y más, y esto es a consecuencia del incremento de la ansiedad que sufre la gente, producida por el estrés laboral, por el estrés familiar”, expresó.

Aclaró que previo a que se determinen medicamentos, los médicos recomiendan iniciar o retomar una vida saludable, donde la alimentación, el ejercicio y el dormir al menos ocho horas al día son fundamentales.

Comentó que el sueño es un estado de reposo uniforme de un organismo. En contraposición con el estado de vigilia, el sueño se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración, latidos del corazón) y por una respuesta menor ante estímulos externos.

Y es que el dormir restituye el cuerpo y la mente. La falta de dormir perjudica la salud física, la vida familiar, el estado emocional y la productividad de las personas, además de que afectan las defensas del cuerpo debilitando el sistema inmune, haciéndolo más vulnerable a enfermedades.

Ante cualquier síntoma referente a los trastornos del sueño, los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social en la entidad recomiendan acudir a su médico familiar quien evaluará los padecimientos tanto físicos como emocionales del derechohabiente y determinará qué tipo de tratamiento es el adecuado para conciliar el sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *