Aumento de la temperatura ambiental, puede generar hipertermia, advierte IMSS Guerrero

/ 224

*Se produce como consecuencia de la imposibilidad de eliminar el exceso de calor o por mayor producción de calor, sin que funcionen los mecanismos de ajuste internos

Acapulco, Gro. 14 de Agosto del 2017. – El excesivo calor que se registra en el estado, podría ser un factor detonante para que una persona desarrolle hipertermia, aumento interno de la temperatura corporal, incluso por encima de los 40 grados, informó la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

El Instituto indicó que esta afección es diferente a la fiebre, ya que esta se refiere a una reacción inmunitaria temporal y la hipertermia se produce como consecuencia de la imposibilidad de eliminar el exceso de calor o por mayor producción de calor, sin que funcionen los mecanismos de ajuste internos.

El jefe del Departamento Clínico de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 9 del IMSS en Acapulco, Jesús Gante Rodríguez, explicó que el excesivo calor que se registra en la entidad, o realizar una actividad física o deportiva bajo condiciones climáticas muy calurosas puede generarla.

“Es el incremento de la temperatura, el cuerpo no controla la temperatura, nosotros tenemos un termóstato, cuando no hay una patología, el mismo organismo no controla la temperatura, nosotros tenemos un termostato, cuando no hay ninguna patología el mismo organismo manda señales; también el mismo ambiente puede ocasionar este desequilibrio”, expresó.

Asimismo, indicó que una forma más frecuente que el medio ambiente afecta el organismo es el golpe de calor, que se produce cuando el cuerpo concentra la temperatura provocando la deshidratación y descompensación del organismo por la exposición intensa al sol o a la radiación indirecta, aún en la sombra.

Las personas que realizan alguna actividad cuando hace calor y hay mucha humedad en el medio ambiente pueden sufrir mareo, desvanecimiento y, en casos extremos, estados de inconsciencia que requieren atención médica. Su forma más común es ocasionada por sobreexposición al sol, y se conoce como insolación.

La población más sensible a los efectos del calor son los niños, ancianos, gente obesa y quienes estén tomando medicamentos. Entre los primeros síntomas se encuentran: mareo, dolor de cabeza, fatiga y náuseas.

Por ello, el médico del Seguro Social recomendó que, ante los primeros síntomas de mareo y desvanecimiento, se debe acostar a la persona afectada en un lugar fresco, bajo techo; en casos no muy graves, y si el paciente está dispuesto, pueden proporcionársele bebidas que favorezcan la rehidratación.

Se debe procurar estar en ambientes templados, tener la casa bien ventilada, consumir frutas hidratantes, que no sean muy dulces; así como moderar el consumo de bebidas con colorantes, saborizantes artificiales y cafeína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *