ATENDER LA SALUD BUCODENTAL PARA EVITAR MOLESTIAS POR APARICIÓN DE TERCEROS MOLARES

/ 270

El proceso de extracción de los terceros molares o muelas del juicio es considerado doloroso y ocurre regularmente entre los 18 y 21 años de edad, pero que, con una atención adecuada de especialista, se garantiza una pronta recuperación, informó la Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ocasiones, este proceso dental puede demorarse hasta los 40 o 45 años, para lo que se requiere de una rápida y necesaria intervención quirúrgica, explicó el IMSS en la entidad.

El promotor de estomatología de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 9 del IMSS, Genaro Bedolla, indicó que cuidar nuestra boca y dientes debe ser parte de nuestros hábitos saludables diarios y no acudir con el médico cuando ya sintamos algún tipo de molestia o dolor.

En cuanto al retiro de las muelas del juicio, el promotor de salud explicó que una de las principales razones por las que se tiene que retirar este molar, es que siendo un órgano dentario que se encuentra en la parte posterior de la boca, ya no tiene una función en el proceso de la masticación.

Al no tener un uso o función es específico, explicó que las muelas provocan enfermedades como infecciones, abscesos, caries, quistes, tumoraciones, así como dolor al paciente.

“Cuando comienzan a erupcionar, comienzan a empujar todos los dientes y por lo regular generan mal posición dentaria, por eso es recomendable la extracción dentaria, porque comienzan a hacer el desajuste de todos los dientes y comienzan a provocar dolor e inflamación”, expresó.

El padecimiento de terceros molares se ubica entre los tres principales problemas bucales que presenta la población, rebasado únicamente por la caries y las afecciones periodontales, explicó el médico del IMSS.

Related Posts