Son oportunistas los que atacan a la UAGro, asegura la corriente Acción Revolucionaria

/ 311

(Foto tomada de Internet)

Chilpancingo Gro; a 18 de agosto del 2019.- La Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), no debe endeudarse sólo por mantener callados a un grupo de trabajadores partidistas y oportunistas, que como es evidente están buscando posicionarse para los próximos comicios, fijó el grupo universitario Acción Revolucionaria (AR).

A través de un comunicado firmado por uno de sus integrantes, Víctor Manuel Villalba Santoyo, establece que apoyan la eliminación total de las cuotas en la UAGro, “hasta llegar a la cantidad mínima o nula si es posible, siempre y cuando se tenga un plan de cómo recuperar ese recurso que la misma ley contempla, (pero) debe ser gradual, y si las condiciones no están dadas”.

Citan que los recursos con los que cuentan las universidades del país, o al menos a la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), le son designados por la federación y se obtienen a través de programas de la SEP y apoyos pactados con el Gobierno Estatal.

“Es para todos conocido que la UAGro es una de las universidades que atiende una mayor matricula en el Estado y la proporción de apoyo económico asignado para cada uno de los estudiantes es la más baja del país. Esto propicia que las aportaciones para obtener recursos extraordinarios dependan de la forma en que se estipulen en cada Consejo de Unidad, órgano representativo de forma bilateral entre estudiantes y trabajadores académicos, mismos que determinan cuotas de recuperación a partir de una propuesta base establecida en el Consejo Universitario”.

Afirman que “existen diversos medios para que el estudiante de escasos recursos, tales como hijos de trabajadores, madres solteras, de origen indígena, por mencionar algunos, puedan hacerse acreedores a beneficios que oscilan entre un 25 hasta un 100 por ciento de condonación en pagos de inscripción, con lo que se atiende al principio de compromiso social”.

En el comunicado de AR, se señala que “los ideales de cambiar esquemas de abuso de aranceles ante los principios de gratuidad, son completamente válidos y los apoyamos; es más, los abanderamos; sin embargo, hasta el mismo Presidente de México ha sido cauteloso al decir que todo cambio, apoyo, programa e iniciativa de mejora debe ser gradual, (por ello) no es posible poder cambiar o imponer algo de un día para otro, ya que eso impacta de forma negativa a la sociedad. Por ejemplo: el combustible o el aumento exponencial del salario mínimo”.

Asegura que “lo mismo aplica a los recursos que se asignan a las universidades y que las escuelas y facultades no tienen posibilidades para cubrir el gasto corriente, como pagos de luz, agua, internet, papelería”, entre otros conceptos.

“Reiteramos que existieron escuelas o facultades que imponían aranceles que ofendían a los sectores que atendemos como universitarios, dando prioridad al pueblo de Guerrero. Sabiendo que ya fueron detectados por la Comisión de Armonización y en su momento se ajustaron a las políticas de la UAGro”, añaden.

Sostiene AR que “pesar de ello, la UAGro determinó hacer cumplir el principio de gratuidad y en este Ciclo Escolar se empezó con la reducción de sus cuotas, hasta un 24.5 por ciento con respecto a los aranceles que se habían considerado en el Ciclo Escolar pasado,  lo cual es de aplaudir; no obstante, es criticable, ya que se dejara de percibir un recurso importante y esto se verá reflejado en menos apoyo a los centros educativos, de lo que se espera no afecte la armonización laboral en las escuelas y facultades al perder algunos servicios básicos como, luz o agua”.

Indica que “como dato, los Sistemas Tecnológicos Nacionales, hasta la fecha no han cumplido con este decreto y cobran inscripciones que fluctúan en alrededor de los $2,500.00; esto sucede en el Estado de Guerrero, de igual forma el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS), que tiene como cuota de inscripción la cantidad de $1,600.00”.

“Si estos sistemas que reciben recursos suficientes tienen la necesidad de cobrar cuotas de inscripción, ahora imaginemos el caos que se propiciará en la UAGro, que depende de lo aprobado por la federación año con año”, refiere.

Por último, AR se pronuncia “por una universidad incluyente, solidaria, con compromiso e impacto social, pero que no se ponga en riesgo su autonomía y mucho menos su estabilidad económica; exijamos que la federación asigne los recursos necesarios que permita a la UAGro seguir cumpliendo con los estándares académicos y de acreditación establecidos para continuar posicionándonos como la mejor universidad de la Región Centro-Sur y de las mejores 20 del país”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts