Seis familias encuentran en el Semefo de Chilpancingo los restos de sus familiares; después de tres años

/ 1446

Chilpancingo, Gro. 14 de Junio del 2018. – El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó a seis familias de Chilapa, Zitlala y Atlixtac que las muestras genéticas que les tomaron a ellos y a los restos de seis cadáveres que se encuentran en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpanicngo, son sus consanguíneos, a los que buscan desde hace tres años, y por ello a partir de este viernes podrán reclamarlos para darles sepultura en sus lugares de origen.

Los integrantes de colectivos de desaparecidos ofrecieron una conferencia para informar que este viernes a partir de las 11 de la mañana, los restos serán entregados en el Semefo a familiares de esas personas que son originarias de Chilapa, Zitlala y Atlixtac, en la Montaña Baja del estado.

Reclamaron que haya un “lento” reconocimiento de más de 700 cuerpos y restos que se encuentran en el Semefo sin ser identificados, a pesar de que centenares de familiares de desaparecidos se han tomado muestras genéticas para la correspondiente confronta de ADN.

Explicaron que el 5 de enero del 2015, en un paraje en las inmediaciones de Chilapa, fueron hallados diez cuerpos humanos completos y once cabezas cercenadas, mismos que fueron trasladados el Semefo de esta capital.

En marzo del año pasado y a petición de colectivos de familiares de desaparecidos, el EAAF inició una primera etapa de toma de muestras a familiares de desaparecidos y después las confrontaron con los datos de ADN que tomó la Fiscalía General del Estado (FGE) de los cuerpos que encontraron en una fosa clandestina, en Chilapa.

Informaron que este lunes y martes el EAAF entregó los resultados a seis familias de Chilapa, Zitlala y Atlixtac, donde se les da a conocer que los seis restos humanos que están en el Semefo son los de sus familiares, a los que buscaban desde hace más de tres años.

Dijeron que no hay voluntad de la FGE para invertir en un Banco Estatal de Muestras Genéticas y menos para adquirir reactivos químicos para contrastar las muestras de personas que buscan a sus familiares con los datos genéticos de los cuerpos o restos que se encuentran en los Semefos de Iguala, Chilpancingo y Acapulco, en donde en conjunto hay más de 700 cadáveres.

Manuel Olivares, del Centro regional de Derechos Humanos de Chilapa, dijo que “es lamentable que a restos humanos que tienen más de tres años en los Semefos no se les hagan los estudios correspondientes para comparar sus datos genéticos con las personas que buscan a sus desaparecidos”.

(www.agenciairza.com)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *