Se otorgará recompensa para capturar a los asesinos de Ranferi Hernández y Francisco Tecuchillo: Astudillo

/ 504

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 16 de Octubre del 2017. – El gobernador Héctor Astudillo Flores, confirmó que se ofrecerá una recompensa por información que ayude para capturar a los asesinos del ex dirigente estatal del PRD y su familia, Ranferi Hernández Acevedo, así como de Francisco Tecuchillo Neri, ex alcalde de Zitlala por ese mismo partido.

“Tal y como lo ofrecí públicamente, habremos de seguir el camino de ofrecer una recompensa que en el transcurso del día daremos a conocer para obtener información. De entrada, se llevará a cabo una investigación profesional y profunda, pero a la par habremos de gastar lo que sea necesario para encontrar a los responsables y aplicarles todo el peso de la ley”, señaló de forma categórica el mandatario.

En breve entrevista que concedió al finalizar la entrega del Premio Estatal al Mérito Juvenil 2017 en Chilpancingo, Astudillo Flores reitero que en ambos homicidios lo primero que debe realizarse es una muy buena investigación, “porque sin duda esto coloca al estado de Guerrero en el escándalo nacional que nadie desea, y el primero que quisiera que estás circunstancias no sucedieran es el gobernador”.

“No dependen de mi pero que por supuesto pueden escucharme para que se realice una investigación de lo que sucedió en torno a este crimen (caso Ranferi Hernández) y al otro también del ex presidente municipal de Zitlala. El gobernador está comprometido y en el transcurso de las próximas horas o mañana por la mañana se dará a conocer cuál es la ruta que vamos a seguir con el ofrecimiento que hemos hecho a partir de hoy (la recompensa)”.

Astudillo Flores señaló que ambos crímenes no solo lastiman y ofenden a sus familiares y amigos, sino que también hieren a los guerrerenses, a los mexicanos y a la misma especie humana.

Cabe destacar que el pasado viernes fue localizado aún con vida el ex alcalde perredista del municipio de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri, quien había sido privado de su libertad por un grupo de hombres armados el pasado 9 de octubre.

Sin embargo, Tecuchillo Neri presentaba visibles huellas de tortura, estaba esposado con las manos hacia atrás y presentaba una herida en el cuello producida por arma blanca (degollado), situación que finalmente le costó la vida cuando era atendido en un hospital de Chilapa de Álvarez.

Asimismo, el ex dirigente estatal también del PRD Ranferi Hernández Acevedo, fue ejecutado y calcinado junto con su esposa Lucía Hernández Dircio, su suegra Juana Dircio y un chofer cuya identidad se desconoce, cuando viajaban del municipio de Ahuacuotzingo hacia Chilapa de Álvarez.

Las autoridades reportaron que personas desconocidas interceptaron la camioneta Ford tipo Escape, con placas de circulación 456-ZAN del Estado de México, donde viajan y los ejecutaron. Posteriormente incendiaron el vehículo y los cuatro cuerpos quedaron completamente calcinados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *