Se levantan en armas comunidades de la Sierra de Guerrero

/ 1339

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 08 de Mayo del 2017. – Más de 200 comunidades de la zona de la Sierra del Estado de Guerrero, iniciaron un movimiento de autodefensa, para hacer frente a la delincuencia organizada con una marcha en la cabecera municipal de Heliodoro Castillo (Tlacotepec).

Cerca de tres mil personas de cientos de localidades de los municipios de Heliodoro Castillo, San Miguel Totolapan, Apaxtla de Castrejón y Teloloapan, se dieron cita en Tlacotepec, “El Corazón de la Sierra”, para anunciar el levantamiento armado.

Portando armas de bajos calibres, marcharon por las principales calles de esta cabecera municipal, celebrando la conformación de la Policía Comunitaria, que, a partir de este día, asumirá el control de la seguridad, en la principal zona de siembra de enervantes de la entidad.

Dijeron que están dispuestos a no seguir sometidos por los grupos del crimen organizado, toleradas por las autoridades municipales, estatales y federales, y buscar un mejor futuro para sus mujeres, ancianos y niños.

Durante el recorrido, llamaron a la población en general a sumarse al movimiento, comerciantes, transportistas, y estudiantes, a fin de restablecer la paz que hubo antes de que la violencia entre grupos criminales se agudizara en Guerrero.

Una veintena de comisarios, al hacer uso de la palabra, coincidieron en la necesidad de conformar una corporación emanada del mismo pueblo, en lugar de seguir dependiendo de las falsas promesas que durante décadas han hecho los gobernantes.

El movimiento fue respaldado por la “Policía Comunitaria Tecampanera”, del municipio de Teloloapan y el “Movimiento Apaxtlense Adrián Castrejón, de Apaxtla, ambos operan en la Zona Norte del Estado.

Frente a los miles de personas, reclamaron a los tres niveles de gobierno, el abandono en el que se encuentra la Región de la Sierra, donde la falta de empleos, educación y proyectos productivos, los ha orillado a la siembra de amapola y marihuana.

Sin negar, que gran parte de la población se dedica a esta actividad, pidieron que cese el hostigamiento del Ejército Mexicano, la destrucción de plantíos con el uso de helicópteros que además arrasan con otros cultivos legales, como el maíz, huertas de manzana, peras y durazno.

Adelantaron, que además de brindar seguridad en sus comunidades, la organización que recién inicia, tendrá el objetivo de presionar al gobierno, para que los recursos destinados y etiquetados lleguen a los campesinos y no se queden en manos de funcionarios.

Varias de las comunidades que hoy adoptaron este modelo de seguridad, son las que en Agosto de 2013 fueron desplazados por ataques y amenazas de la delincuencia organizada y estuvieron refugiados algunas semanas en la cabecera municipal.

Comisarios, refirieron también, que actualmente hay comunidades donde prácticamente ya no vive nadie, y sus familias vagan de pueblo en pueblo pidiendo asilo, o incluso se han ido a otros estados del país, huyendo de la violencia.

En otros poblados, las consecuencias de la presencia de grupos armados, es el cierre de escuelas, centros de salud, donde los maestros y médicos no tienen garantías para desempeñar sus labores y ya no regresan.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *