Se deslinda el diputado Héctor Vicario de la pésima construcción de las viviendas en “El Mirador”

/ 632

*Las empresas deben responder por esto, indica

Chilpancingo, Gro. 23 de Febrero del 2017 (IRZA). – Las empresas que construyeron las viviendas del fraccionamiento El Mirador para damnificados de tormentas “Manuel” e “Ingrid”, deben responder por las deficiencias estructurales que presentan.




“Yo estoy convencido de que las empresas deben responder por la calidad de las viviendas y, sobre todo, que la gente tenga la seguridad de que vive en un lugar habitable”, afirmó el diputado local del PRI Héctor Vicario Castrejón, quien cuando ocurrió la contingencia -septiembre del 2013-, fungía como delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Sin embargo, puntualizó que han pasado 2 años y 3 meses que dejó de ser delegado. “Los trabajos se iniciaron cuando fui delegado, pero no me tocó entregar ni ver los avances que tuvo este fraccionamiento”.

En un recorrido por el fraccionamiento, el actual delegado José Manuel Armenta Tello verificó el agrietamiento que causó en las viviendas el sismo de 5 grados Richter ocurrido la madrugada del lunes 13 de febrero.

Advirtió que un nuevo sismo de 5 o 6 grados “podría ser catastrófico” para las casas, por lo que anunció que solicitaría la intervención de especialistas en geotecnica y geología para emitir dictámenes al respecto, y si es necesario, demoler sus estructuras.

Consultado sobre las deficiencias estructurales de las viviendas, el también ingeniero civil expresó que, de acuerdo con su experiencia en construcción, estructuras y sismos, “no hubiese tomado la decisión de construir en el predio en el que se ejecutó El Mirador”.

Vicario Castrejón aseguró que todas las instancias de los tres niveles de gobierno involucradas en la construcción del fraccionamiento concluyeron, a través de dictámenes técnicos, que el terreno sí era viable

Cabe recordar que por indicaciones del presidente Enrique Peña Nieto, la Sedatu operó los trabajos de reconstrucción de los daños causados por “Ingrid” y “Manuel”, entre esas acciones la construcción de viviendas para damnificados.

El legislador priísta informó que las empresas que contrató la Sedatu federal “están comprometidas a responder por la calidad de las viviendas”, de acuerdo al catálogo de conceptos al que se deben ajustar.

“Las viviendas tienen una temporalidad de garantía y la delegación tendrá que hacerlo procedente”, explicó Vicario; sin embargo, comentó que no puede sugerir qué se dejó de hacer en la construcción de esas casas.

“Lo que puedo decir es que en el tiempo que me tocó como delegado se iniciaron los trabajos, pero no me tocó la entrega de las mismas; no sé ni los avances”, reiteró el ex delegado federal.

Añadió que la Sedatu cuenta con una unidad técnica que se encarga de supervisar la calidad de los trabajos. “La Delegación es una instancia auxiliar en esa etapa que fue de reconstrucción”, indicó.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *