Mantienen precio de la tortilla, pero sube el transporte en Acapulco

/ 374

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 15 de Enero del 2018. – Industriales de la masa y la tortilla en Guerrero se comprometieron públicamente a no incrementar el costo de este producto a pesar de los aumentos constantes en el gas LP y energía eléctrica.

En contra parte, a partir de este lunes aumentó de manera arbitraria un 20 por ciento el precio del transporte público en Acapulco, incluyendo el servicio colectivo y las rutas alimentadoras a colonias suburbanas del puerto.

En conferencia de prensa, el presidente de los Industriales de la Masa y la Tortilla en la entidad, Arcadio Castro Santos, aseguró que se mantendrá sin cambios el costo del kilogramo de tortillas al menos durante los próximos 6 meses, y a pesar de que constantemente aumenta el precio del gas y la luz.

“El gobernador Héctor Astudillo apoyó con varias toneladas de maíz a integrantes de nuestra organización, pero además es justo decir que Guerrero obtuvo una excelente cosecha el año pasado, lo que nos permite adquirir la tonelada de maíz a buen precio y por eso no hay justificante para que aumentemos precios”.

De acuerdo con los industriales, el precio del kilogramo de tortillas oscila entre los 16 y 19 pesos, dependiendo la región del estado, ubicándose el municipio de Ixtapa Zihuatanejo donde se comercializa más alto (19 pesos), mientras que Acapulco es el lugar donde se vende en promedio a 16 pesos el kilogramo.

Por su parte, choferes del servicio público de transporte en Acapulco, colocaron de manera unilateral avisos en sus unidades, para informar sobre el aumento en el precio del pasaje a partir de este lunes, el cual fue del 20 por ciento en promedio bajo el argumento del incremento en el costo de los combustibles.

De esta forma, el precio del servicio urbano pasó de 10 a 12 pesos, mientras que el colectivo subió de 15 a 18 pesos y el de rutas alimentadoras aumentó de 8 a 10 pesos, en tanto que la dejada mínima para el servicio de taxi azul se incrementó de 35 a 40 pesos.

Saúl Montufar, delegado estatal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), se declaró incompetente para atender las quejas y denuncias por dicho aumento, pero recomendó a la población afectada acudir ante la dirección estatal de transportes para exigir que se respete el precio original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *