Las policías municipales, el eslabón débil en el combate a la delincuencia: Roberto Álvarez

/ 356

Chilpancingo, Gro. 26 de Julio del 2017 (IRZA). – El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, dijo que sus opiniones sobre la urgencia de reforzar a las policías municipales no han sido nunca “en un ánimo de mala fe”.

“Tenemos que reconocer que el eslabón débil en la estrategia de seguridad es, sin duda, la necesidad de reconstruir y fortalecer a los 81 cuerpos de policías preventivas”, sostuvo este miércoles en entrevista en Capital Máxima, con Federico Sariñana y Juan José Contreras.

“Nunca de nuestra parte ha habido un ánimo de mala fe, siempre ha sido con el ánimo de informarle con oportunidad a la ciudadanía cómo se libra esta lucha (en) contra de los delincuentes, y explicar qué es lo que se puede hacer”, indicó.

Celebró que los 110 policías de Chilpancingo estén certificados, pero insistió en que “es necesario trabajar intensamente de la mano del gobernador Héctor Astudillo Flores para que mejoren las condiciones de la población en materia de seguridad”.

En respuesta a los comentarios del alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, quien le pidió “documentarse” antes de opinar sobre el trabajo de su Policía Preventiva, el vocero respondió que actúa con “responsabilidad” y en apego a las instrucciones del GCG.

“La información que le toca (transmitir) al vocero, se hace de buena fe y con respeto a los alcaldes que tienen que trabajar triplemente para mejorar las condiciones de seguridad de sus corporaciones. El gobernador ha sido solidario y ha estado en comunicación con todos los alcaldes para encontrar esquemas de colaboración para fortalecer a sus policías”, aseguró.

Sin querer polemizar sobre el disgusto del edil priista, Álvarez Heredia consideró que la falta del reforzamiento de la Policía Preventiva de Chilpancingo no es por “falta de ganas” de las autoridades, sino por insuficiencia presupuestal.

Tan es así que las tareas de seguridad actualmente están en manos del Ejército, de la Policía Federal y Estatal, mientras que la Policía Municipal –insistió- “tiene la responsabilidad de aumentar el número de elementos”.

“Mi respeto para el alcalde (de Chilpancingo), que sin suda hace un esfuerzo a favor del pueblo, (pero) es necesario trabajar más en el tema de la Policía Preventiva, que es la más cercana a la población”, expuso.

Añadió que Leyva Mena todavía “tiene un año (de gobierno)”, en el cual “puede hacer mucho para fortalecer las capacidades de la policía” y que la población cuente con una corporación fuerte, confiable, decidida y sumada a la estrategia del GCG.

Sobre el aumento de robos y asaltos en pleno centro de esta ciudad capital, el portavoz consideró que es necesario revisar las estadísticas para comprobarlo, pero de hecho aceptó que sí han aumentado.

Confrontación sin cuartel en Chilpancingo

Señaló que el diagnóstico de esta capital en materia de seguridad confirma “una confrontación sin cuartel y extrema (entre) grupos delictivos que luchan por el control de Chilpancingo, como ruta para el trasiego de la droga”.

“Estos grupos que operan en esta región Centro tienen otro tipo de actividades ilícitas, como extorsión y secuestro, y frente a esta situación están las instituciones federales y estatales librando una batalla diaria, constante, decidida, unida y coordinada para ganar la batalla”, planteó.

En ese contexto mencionó que el GCG ha seguido una línea de información que consiste en explicarle a la ciudadanía las acciones que realizan las instituciones para “combatir a los delincuentes en una guerra que se libra todos los días”, y en la cual es necesaria la suma de las policías municipales.

Pero también pidió la participación de la ciudadanía a través de sus denuncias al número de emergencia 911.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *