LA FIBROSIS QUISTICA REQUIERE UNA DETECCIÓN OPORTUNA, INDICA MÉDICO DEL IMSS

/ 174

La fibrosis quística es un trastorno hereditario que provoca daños graves en los pulmones, el aparato digestivo y otros órganos del cuerpo, por lo que su detección y atención oportuna es necesaria para evitar mayores daños en el paciente, indicó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Guerrero.

Este padecimiento se caracteriza por afectar las células que producen la mucosidad, sudor y jugos gástricos, debido a que existe “un gen defectuoso” que provoca esta anormalidad, detalló el Seguro Social.

El médico internista y coordinador de Prevención y Atención a la Salud, Jesús Roberto Valdez Ortiz, indicó que las secreciones que deberían circular normalmente hacen acumulamientos tipo tubo en lugar de actuar como lubricantes, alojándose regularmente en pulmones y páncreas.

Los síntomas pueden variar y entre estos son: tos, infecciones pulmonares repetitivas, imposibilidad de subir de peso y heces grasas. Detalló que los signos y síntomas de la fibrosis quística varían según la gravedad de la enfermedad. Y en una misma persona, esta sintomatología puede empeorar o mejorar con el paso del tiempo.

Asimismo, Valdez Ortiz comentó que algunos pacientes que tienen el gen de fibrosis quística no presentan ningún síntoma a lo largo de toda su vida, pero posiblemente en su descendencia se tenga y se manifiesta abiertamente.

El médico comentó que estudios indican que el padecimiento se identifica más en personas de raza blanca; detalló que de acuerdo con el tipo de padecimiento que se desarrolle con la fibrosis quística es la ocurrencia de sintomatología; cuando se trata de síntomas generales ocurre:

Retraso en el crecimiento; incapacidad para aumentar de peso de forma normal durante la niñez; cuando se trata de cuestiones intestinales: dolor abdominal a causa de estreñimiento grave; aumento de gases, e abdomen que parece hinchado (distendido); náuseas e inapetencia; heces pálidas o color arcilla, de olor fétido, que tienen moco o que flotan y pérdida de peso. Entre otros padecimientos.

Agregó que el padecimiento, detectado efectivamente en hospitales de tercer nivel, se diagnostica a través de varias pruebas, tales como genes, sangre y pruebas de sudor y afirmó que los tratamientos han mejorado mucho en los últimos años.

Related Posts