La centralización del poder no es la mejor vía para atender la epidemia por Covid-19: Bernardo Ortega

0
211

*El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD advirtió que la pandemia mostró la vulnerabilidad del sistema de salud

*Hoy se traslada a cada entidad federativa la grave responsabilidad de determinar acciones para contrarrestar los efectos que en materia económica y de salud, señaló

Chilpancingo Gro; a 3 de julio de 2020.- La pandemia demostró que la centralización del poder no es la mejor vía para gobernar al país, manifestó el diputado Bernardo Ortega Jiménez.

En ese sentido, dijo que no es gratuita la formación de un grupo de gobernadores “que se han opuesto a seguir las recomendaciones emitidas por la federación”.

El legislador consideró que la coordinación de acciones y la suma de voluntades en la toma de decisiones “es la mejor opción para atender con mayor prontitud, pero sobre todo, acorde a las necesidades de cada Estado, las necesidades de la población”.

Lo anterior, al hacer uso de la palabra durante la reunión de trabajo virtual en la que el gobernador Héctor Astudillo Flores y los secretarios de Finanzas y Salud, Tulio Samuel Pérez Calvo y Carlos de la Peña Pintos, informaron a la 62 Legislatura las acciones y presupuestos ejercidos para atender en Guerrero la epidemia por Covid-19.

Recordó que hoy se traslada desde el gobierno de la República a cada entidad federativa, “cargar con la grave responsabilidad de determinar acciones para contrarrestar los efectos que en materia económica y de salud han causado la pandemia y su inadecuado manejo por parte de las autoridades federales”.

“La transferencia del sector Salud de Guerrero al INSABI es un pendiente importante en la relación con el gobierno federal”, prosiguió.

Ortega Jiménez manifestó a nombre del Grupo Parlamentario del PRD la preocupación que se tomen decisiones sobre el tema económico, “y se olvide de lo social”.

Advirtió que la pandemia mostró la vulnerabilidad del sistema de salud, y dejó al descubierto las múltiples necesidades y carencias del sistema de salud nacional y estatal.

Opinó que, en la apertura de las actividades económicas, serán determinantes para evitar contagios, las medidas que se tomen, la movilidad de la ciudadanía y el cuidado.

“Hoy estamos en color naranja, según el semáforo de la federación, hemos retornado parcialmente a lo que ahora conocemos como la nueva normalidad. Espero, que no nos equivoquemos. Pues los datos nos indican que el número de contagios y defunciones aún sigue en ascenso”, concluyó el legislador.