Injusto que acapulqueños tengan que comprar bombas para tener agua: López Sugía

0
200

*Celebra el diputado que su campaña “Acapulco exige agua” haya despertado a otros actores políticos para aportar soluciones.

Acapulco Gro; a 25 de agosto del 2020.- En el céntrico Barrio del Panteón el problema del agua es de triple gravedad, rara vez tienen y encima de que el recibo llega puntual sin descontar los días que no han tenido el servicio cuando hay les llega sin suficiente presión por lo que cada casa debe de contar con una bomba en la que gastan más de dos mil pesos de su austero presupuesto familiar.

“En Acapulco no solo hay un deficiente servicio por el que se hace un cobro injusto, sino que además hay quienes le tienen que invertir una parte importante del dinero que ganan con el producto de su esfuerzo diario, de su trabajo, con tal de que el agua, que es un derecho humano y una obligación para el Ayuntamiento, les llegue a sus casas, es demasiado abuso” expresó Arturo López Sugía.

El diputado que emprendió la campaña “Acapulco exige Agua” para escuchar a los ciudadanos afectados e integrar un reporte que concluirá con una iniciativa recorrió el barrio donde además los vecinos se quejaron de que ante la falta de atención por parte de la CAPAMA que rara vez les envía pipas, deben acarrear el agua con cubetas desde una poza que se encuentra en otro barrio, el de La Lima.

“Por eso es importante escuchar a la gente, porque permite visibilizar con mayor profundidad la injusticia, lo que padecen ante la indiferencia oficial, y qué bueno que esta campaña que hemos emprendido ha generado que ahora todos presenten posibles soluciones al problema, que la realidad que estamos desnudando haya sido un cubetazo de agua fría y que hayan despertado otros actores políticos”.

López Sugía subrayó que su objetivo es que no se sigan cometiendo injusticias “porque un ciudadano que paga su recibo no tiene por qué andar acarreando cubetas desde otros barrios, ni tiene por qué andar gastando su presupuesto familiar en comprar una bomba, ni tiene por qué pagar los días que no recibe el servicio, se debe respetar su derecho humano al agua, y dotarlo de agua limpia, suficiente y a un precio justo”.