Guerrero registra 24 mujeres asesinadas durante lo que va del 2018 reconoce la Fiscalía

/ 412

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 26 de Enero del 2018. – La Fiscalía General de Guerrero (FGE), reconoció que durante lo que va del presente año han sido asesinadas 24 mujeres en diferentes puntos del estado, aunque precisó que no todas esas muertes pueden considerarse como feminicidios, porque se ha logrado determinar que algunas féminas son participes del crimen organizado junto con sus esposos o parejas.

Durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en Acapulco, el titular de la dependencia Xavier Olea Peláez informó que “muy pronto” será aprehendido el ex esposo de la nutrióloga Magdalena Aguilar, quien es el presunto responsable de asesinarla y cocinarla junto con su madre en la ciudad de Taxco de Alarcón, en un hecho que causo mucha indignación entre la sociedad guerrerense.

“En cualquier muerte de mujer se inicia la investigación con el móvil de feminicidio, y conforme transcurren los dictámenes periciales se confirma o descarta como tal. Siempre que se presenta uno de esos crímenes acude la unidad de violencia para cumplir con los protocolos que la ley mandata en materia de feminicidios”, dijo.

De acuerdo con datos obtenidos, durante 2015 se registraron 162 mujeres asesinadas en Guerrero, 199 en 2016 y el año pasado (2017) sumaron 149, de las cuales 9 fueron menores cuyas edades oscilaron entre los 9 y 17 años, además de que 55 de las victimas continúan sin ser identificadas hasta la fecha, y en lo que va del 2018, la cifra negra alcanza 24 féminas muertas en apenas 26 días.

Entre las ultimas mujeres que fueron ultimadas se destacan los casos de la nutrióloga Magdalena Aguilar, quién fue desmembrada y cocinada por su propio ex esposo y su suegra, así como la madre que fue asesinada dentro de un vehículo donde dejaron abandonada con vida a su hija recién nacida en Chilapa de Álvarez.

La gran mayoría de las mujeres asesinadas en Guerrero han sido por arma de fuego, aunque también otras han sido asfixiadas, desmembradas o apuñaladas y sus cuerpos son dejados en las escenas de los crímenes o depositados en fosas clandestinas.

Acapulco es el municipio donde se concentra el mayor número de crímenes registrados, seguido por Chilpancingo, Chilapa de Álvarez, Iguala y la región de la Tierra Caliente del estado.