Guerrero contrasta número de deportados y captación de remesas enviadas de EU

/ 348

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 07 de Febrero del 2017. – Durante 2016, Guerrero se ubicó como la segunda entidad federativa con el mayor número de migrantes deportados desde Estados Unidos, con 21 mil 941 personas, lo que representa apenas 75 menos que el estado de Michoacán que ocupo la primera posición con 22 mil 16 repatriados.




Sin embargo, durante ese mismo periodo, esta entidad recibió alrededor de mil 371.5 millones de dólares (25 mil 921 millones de pesos) por concepto de remesas de acuerdo con datos del Banco de México, lo que representó el 52.6 por ciento del presupuesto de egresos del estado, los cuales ascendieron a 49 mil 246 millones de pesos.

Un reporte de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, detalló que en solo un año (2015-2016), Guerrero paso del sexto al segundo lugar nacional con el mayor número de personas deportadas, toda vez que, durante el 2015, Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Ciudad de México y Michoacán, se ubicaron por encima de esta entidad, la cual registró en ese periodo un total de 23 mil 353 regresos forzados.

Los datos indican que, durante 2016, un total de 219 mil 932 mexicanos fueron repatriados de manera forzada, de los cuales el 18 por ciento fueron mujeres, observando el estado de Guerrero un promedio de mil 800 personas deportadas cada mes.

El Subsecretario de los Migrantes en Guerrero, Adolfo Vergara de la Paz, informó que, en 2016, también se presentaron alrededor de 18 mil regresos voluntarios de Guerrerense que decidieron volver a sus lugares de origen tras vivir por años en la Unión Americana.

“Tenemos listo un programa interinstitucional en el que participan dependencias como salud, educación, registro civil y el servicio estatal de empleo entre otras, con las cuales atendemos a todos nuestros paisanos que regresan de manera voluntaria o son deportados, para reintegrarlos inmediatamente a la vida económica del estado”.

Indicó que existe una “elevada preocupación” porque el nuevo gobierno de los Estados Unidos, pueda aplicar un programa de deportación masiva de los connacionales, toda vez que eso impactaría directamente en la economía de muchas comunidades asentadas principalmente en al menos 26 de los 81 municipios que tiene Guerrero, ya que esas remesas ayudan al sostenimiento permanente de miles de familias en todo el estado.

De acuerdo con el Banco de México, durante el último año (2016), las remeses enviadas a Guerrero, aumentaron poco más de 93 millones de dólares con respecto al año anterior donde la cifra se ubicó en mil 277 millones de dólares, contra los mil 371.5 que mandaron en 2016.




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *