Eran comerciantes de Veracruz, cinco de los siete desmembrados en Chilapa

/ 719

*Eran originarios de un pueblo indígena, de la Sierra en el municipio de Acultzingo

Vinieron a Chilapa a vender sus muebles que ellos mismos fabricaban, pero aparecieron desmembrados

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 02 de Febrero del 2018. – Cinco de las siete personas desmembradas, eran los comerciantes del Estado de Veracruz que reportaron como desaparecidos en Chilapa de Álvarez y sólo habían venido a Guerrero a vender muebles.

La mañana de este viernes, familiares de las cinco víctimas llegaron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, para reclamar e identificar los cuerpos.

Entre las víctimas se encontraba un joven de nombre Gonzalo “N”, de 18 años de edad, así como Daniel “N”, de 34 años, estos dos eran hermanos, así como Aurelio “N”, de 37 años, Roberto “N”, de 24 años y Abel “N”, de 35 años; todos originarios del poblado de Coxolitla de Arriba, municipio de Acultzingo, Veracruz.

Coxolitla es un pueblo indígena donde tiene más de 400 habitantes y de acuerdo con información, el 26,50% de la población es analfabeta, el 100% son indígenas y hablan dialéctico indígena, donde por falta de apoyo de las autoridades los hombres después de los 12 años de edad inician su vida laboral y la mayoría de los pobladores se dedican a la elaboración y venta de muebles de madera.

De acuerdo con reportes policíacos, la mañana del pasado martes, los restos de siete personas desmembradas y decapitadas, fueron hallados dentro de más de 10 bolsas negras de plástico en la colonia Magisterial de la ciudad de Chilapa de Álvarez, entre las víctimas los cinco comerciantes.

Las otras dos víctimas era un hombre y una mujer identificada como Dolores “N”, de 51 años de edad, quienes eran pareja y fueron privados de su libertad por personas armadas junto a sí hija de 18 años, de la cual hasta el momento se desconoce su paradero.

Familiares de los cinco comerciantes indígenas, dijeron que desde la semana pasada salieron a bordo de un camioneta cargada de muebles para venderlos en la ciudad de Chilapa de Álvarez, y que tres días después al no saber nada de ellos debido a que ninguno contestaba las llamadas, decidieron buscarlos.

A través de las redes sociales y diversos medios de comunicación de Veracruz, la mañana de ayer se difundió la noticia y fotografías de los cinco comerciantes, afirmando que habían desaparecido en el municipio de Chilapa de Álvarez.

Después de que algunos medios de Guerrero difundieran las fotografías de las cabezas de las siete víctimas, los familiares de los comerciantes confirmaron que se trataba de ellos y pidieron ayuda a las autoridades de su municipio, quienes les brindaron el apoyo para trasladarlos a Chilpancingo y así reclamar los cuerpos legalmente.

“Nosotros somos gente pobre e indígena, no tenemos problemas con nadie, a luchas hablamos español por que en nuestro pueblo hablamos otro dialécto, nuestros familiares no hacían nada malo y solo vinieron a Chilapa a vender sus muebles”, dijo uno de los familiares.

“Allá donde vivimos no nos compran los muebles por que la mayoría de la gente se dedica a eso, por eso tenemos que salir a otros estados a venderlos y así llevar para la comida a nuestras casas, si no nos morimos de hambre por que el gobierno allá nos tiene e olvidados”.

Agregaron que una funeraria de Chilpancingo les cobraría 39 mil pesos para trasladar los cuerpos hasta su comunidad en el estado de Veracruz, pero que primero se reunirían con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) , Xavier Olea Pelaez para ver de que manera los apoyarían.

Sin embargo, autoridades de la Fiscalía informaron a los familiares que no les podrían entregar los cuerpos, debido a que fueron desmembrados y tenían que realizarles prudente adn para confirmar que partes eran de las víctimas, lo que tardaría cerca de un mes para poder entregárselos, pero los familiares pidieron que se los entregaran así para darles cristiana sepultura, pues son de escasos recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *