Enfrentamientos en el Valle del Ocotito entre UPOEG y grupo armado, dejan cuatro muertos

/ 694

*Fueron hallados calcinados dentro de una camioneta, entre ellas un policía de la UPOEG y se reportan varios heridos

Por: José Molina de la Cruz

Chilpancingo, Gro. 29 de Enero del 2018. – En una nueva jornada de enfrentamientos en el Valle del Ocotito entre miembros de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y presuntos miembros de un grupo criminal, dejó un saldo de al menos cuatro personas muertas, y sicosis en los cinco pueblos, pertenecientes al municipio de Chilpancingo, así como varios heridos.

La nueva confrontación, se originó luego del presunto secuestro del ganadero “Miguel Ávila”, a quien la Policía Comunitaria de esta zona, ha vinculado al narco, específicamente con el grupo criminal “Los Ardillos”, que operan en municipios de la Zona Centro del Estado.

Alrededor de las 06:00 de la tarde, un grupo de hombres con armas de grueso calibre, atacaron la base de la UPOEG, que se encuentra en el poblado del Rincón de la Vía, sobre la carretera federal México-Acapulco, donde cuatro elementos fueron acribillados y una camioneta fue incendiada.

Entre los muertos, se encuentran un comandante de la Policía Comunitaria, un consejero y dos elementos de esta organización, que opera en la zona desde el 2013, bajo las siglas de la UPOEG.

Esta agresión generó nuevos choques que se extendieron a las comunidades de Buenavista, Ocotito y Mohoneras, y a pesar del llamado a las corporaciones policiacas estás arribaron a la zona del conflicto, hasta pasadas las 21:00 horas, cuando ya ambos grupos se habían replegado.

De acuerdo con información del comandante de la base ubicada en el poblado de Buenavista, se trató de un auto-secuestro para justificar el ingreso al Valle del Ocotito del grupo delincuencial Los Ardillos, como lo han pretendido desde hace varios meses, y que ocasionaron la expulsión de varios miembros de la UPOEG con tenían alianzas.

Familiares, amigos y gente cercana al presunto secuestrador intervinieron bloqueando la carretera federal, entre los poblados de Buenavista y Cajeles, donde impidieron el avance de la UPOEG en busca de los responsables del ataque, que huyeron con destino al Ocotito.

En uno de los enfrentamientos, resultó herida una mujer la cual fue trasladada por la Cruz Roja a un hospital en Chilpancingo y su estado de salud se reporta como grave, debido a que presenta impactos de arma de alto poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *