En el Colegio de Bachilleres se garantiza el derecho a la educación de forma gratuita: Fermín Alvarado

0
322

Enrique Villagómez/Staff Digital Guerrero

Acapulco Gro; a 12 de agosto del 2020.- El director general del Colegio de Bachilleres en Guerrero, Fermín Alvarado Arroyo, afirmó de manera contundente que, “ningún directivo de este sistema educativo, esta autorizado a condicionar el ingreso de los estudiantes mediante el pago de alguna cuota”, porque “están obligados a garantizar el derecho a la educación de forma gratuita”.

De esta manera atendió de manera inmediata la queja de padres de familia quienes denunciaron un cobro excesivo de mil 500 pesos por cada aspirante de nuevo ingreso al plantel 16 que se localiza en la colonia Zapata de Acapulco.

“El único pago simbólico que pudiera existir es el de la inscripción o reinscripción que básicamente ampara el seguro de gastos médicos contra accidentes, así como un seguro de vida que tienen todos nuestros estudiantes”, puntualizó.

Añadió que ese costo no rebasa los 435 pesos en las zonas urbanas y los 165 en las áreas rurales, mientras que la reinscripción asciende a 300 pesos en las zonas urbanas y de 150 en la rural.

“A pesar de los bajos costos que representan estos pagos, si algún padre de familia no tiene condiciones de realizarlo, el estudiante debe ser inscrito porque ningún directivo, reitero, esta autorizado a condicionar su inscripción mediante el pago de cuota alguna”.

Sin embargo, Alvarado Arroyo aclaró que, “en algunos planteles” y en acuerdo con los padres de familia, se establecen cooperaciones para los patronatos y las asociaciones de padres de familia, pero aun en esos casos, ninguna cuota puede ser obligatoria ni limitar el derecho de los estudiantes a ser inscritos o reinscritos.

“Invito a que, si hay alguna denuncia o queja, lo puedan hacer a través de este medio de comunicación o en la página oficial en Facebook de Fermín Alvarado Arroyo, y estaré personalmente atendiendo cualquier denuncia o queja que se pueda presentar”.

Finalmente, reitero que atendiendo las instrucciones del gobernador Héctor Astudillo, el Colegio de Bachilleres garantizará el derecho a la educación y el principio jurídico de la gratuidad, por lo que habrá puertas abiertas para todos, donde incluso, no habrá examen de admisión para los de nuevo ingreso y desde luego tampoco habrá rechazados.