El basurero de Cocula es un “símbolo de impunidad”: Familia LeBarón

/ 192

*Ahí habrían sido quemados los cuerpos de los 43, según la ex PGR

Cocula Gro; a febrero 11 del 2020 (IRZA).-  Los hermanos Adrián, Julián y Bryan LeBarón exigieron justicia y presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre del 2014 en Iguala.

Los tres activistas estuvieron en el ex tiradero de basura en el que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) aseguró que allí fueron incinerados los 43 jóvenes estudiantes por parte de integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos.

“Esto no fue una verdad histórica, fue un mentira histórica”, señaló Adrián LeBarón.

En enero del 2015, el entonces procurador Jesús Murillo Karam dio por concluidas las investigaciones del caso Ayotzinapa diciendo esta es “la verdad histórica”.

Resguardados por cinco patrullas, una tanqueta de la Policía Federal, los hermanos LeBarón, acompañados por José Díaz Navarro,  presidente del colectivo “Siempre Vivos” (con sede en Chilapa), llegaron en un vehículo propio al tiradero de basura que ya fue clausurado por las autoridades.

Adrián LeBarón dijo que este punto (el basurero) representa uno de los episodios más negros de nuestra historia.

“En esta zona nos desaparecieron a 43 muchachos, 86 padres se quedaron sin un hijo, a  43 mesas les sobró una silla para cenar, cada uno formaría una familia, tendría hijos, todos ellos iban a ser maestros, no solo se llevaron 43, fueron miles de vidas mutiladas”, señaló Adrián.

Dijo que este basurero (el de Cocula) representa el momento más obscuro de la noche y un obscuro episodio de nuestro México.

“Venimos a este basurero para que nadie lo olvide, que pongamos nuestra mirada cada que necesitemos una razón por la cual luchar”, afirmó.

Julián LeBarón señaló que esta “verdad histórica”, es una basura porque parece que la primera víctima de cualquier crimen en México es la verdad.

“Yo he conocido a miles de víctimas en México y nunca he conocido que alguien diga, se hizo justicia”, señaló Julián.

Los tres activistas recorrieron el área donde estaba el basurero, al que calificaron como “un símbolo de la impunidad”.

El 4 de noviembre del año pasado fueron asesinados en el estado de Sonora cuatro miembros de la familia LeBaron, 6 mujeres y 3 niños. Ahora, Adrián, Julián y Bryan se han convertido en activistas que luchan por la Justicia, con esa actitud es que el domingo estuvieron en Chilapa y ahora en Cocula.

Luego de estar en ese punto, la mañana de este martes, los LeBaron se trasladaron a la comunidad de Tomás Gómez, perteneciente a este municipio, en donde acompañaron a los familiares de los menores de edad Adilene y Alexis, de 13 y 16 años de edad, quienes fueron asesinados a balazos el domingo pasado a las afueras de ese poblado, sobre la carretera Iguala-Altamirano. (www.agenciairza.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts