Criminalizar a los ciudadanos no resuelve el problema del agua: Sugía

0
205

*En la Ampliación Silvestre Castro se quejan de que la alcaldesa Adela Román los llamó “huachicoleros”; eso revictimiza a los más pobres de Acapulco señala el diputado

Acapulco Gro; a 19 de agosto del 2020.- Como parte de su campaña “Acapulco exige Agua” Arturo López Sugía visitó la colonia Ampliación Silvestre Castro donde los vecinos se quejaron de haber sido criminalizados por la presidenta municipal Adela Román Ocampo.

“Ahora que vino la señora presidenta tuvimos un altercado… ella llegó alegando que estábamos huachicoleando el agua”, narró la señora Elena Castro Gatica, quien explicó que en esa colonia de casas de madera y lámina de cartón existe un tanque de agua, pero la CAPAMA no ha introducido las tomas domiciliarias, ante lo cual los habitantes cooperan y hacen un gasto anual de 8 mil pesos para adquirir una bomba que les dura aproximadamente un año para poder tener agua.

“Yo quería explicarle cómo está nuestra situación aquí para que le apurara con las tomas de agua, pero ella no dejó que ni hablara, nos dijo que nos iba a venir a cortar las mangueras”.

Ante la queja el diputado consideró que criminalizar a los ciudadanos no resuelve el problema.

“El agua no es solamente un servicio que se otorga y se cobra con fines mercantiles. Es un derecho humano. Es un asunto de justicia social, y no se hace justicia social criminalizando a las personas y utilizando términos que se aplican a la delincuencia organizada para llamar delincuentes a los gobernados, el asunto de gente necesitando agua para subsistir no es penal, es de justicia social sobre todo para quienes militamos en la izquierda”, apuntó el legislador.

López Sugía dijo que está totalmente fuera de lugar comparar a familias que buscan abastecer a sus hogares de agua ante la evidente incapacidad del municipio para otorgarla como es su obligación constitucional, con los huachicoleros que perforan los ductos de Pemex para robar combustible y venderlo en el mercado negro, ya que de esa manera revictimiza a la gente más pobre de Acapulco.

“Cuando se criminaliza a las personas que demandan un servicio básico que la autoridad obligada por la Ley no les está brindando, lo que ocurre es que se está revictimizando a la población que ya está marginada, que han sido permanentemente violentados su derecho humano al agua y su derecho constitucional a que el Ayuntamiento les provea un servicio público, y por si esto fuera poco, la primera autoridad con una agresividad verbal los equipara con criminales, con miembros de la delincuencia organizada por buscar agua para sus hogares, pienso que es incorrecto”.

Reiteró que “un presidente municipal debe escuchar a su pueblo, si no se escucha al pueblo como lo hace y nos pone el ejemplo el presidente Andrés Manuel López Obrador, no se puede llegar a un mutuo entendimiento que abone a solucionar problemas, por el contrario, la belicosidad y la confrontación de la autoridad con sus gobernados tiende a empeorarlos”.

El legislador tomó nota de la problemática de los colonos misma que anexará al reporte que realiza con la finalidad de generar una iniciativa y que informó que entregará al presidente Andrés Manuel López Obrador “para que independientemente que el gobernador Héctor Astudillo Flores y la alcaldesa le entreguen un proyecto, también conozca el resultado de estas visitas de campo que estamos haciendo entablando un diálogo de frente con la gente con la idea de que Acapulco merece agua limpia, suficiente, a un precio justo y que tenemos que dársela, es por justicia social.