Apoya el Congreso local la declaratoria de emergencia emitida por Héctor Astudillo

/ 277

*Y que el gobierno federal libere recursos para atender afectaciones

Chilpancingo Gro; a 01 de octubre del 2019.- El pleno del Congreso local exhortó a la Secretaría de Gobernación para que emita la declaratoria de emergencia en Guerrero y libere recursos suficientes del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) debido a los daños que provocó la tormenta tropical “Narda” en nuestra entidad sureña.

También se exhortó a la Coordinación Nacional de Protección Civil para que active sus protocolos y atienda la emergencia, así como a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 asigne recursos suficientes para atender los estragos que dejó el fenómeno natural.

La propuesta aprobada por unanimidad en la sesión legislativa de este martes fue una iniciativa expuesta desde la tribuna de la Cámara por el diputado perredista Alberto Catalán Bastida, a nombre de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos.

En su exposición, Catalán recordó que el gobernador Héctor Astudillo Flores firmó el lunes 30 de septiembre la solicitud de declaratoria de emergencia para 30 municipios con el objetivo de que con recursos federales se atienda a la población afectada y se rehabiliten viviendas y tramos carreteros afectados.

De acuerdo con el legislador, “Narda” causó inundaciones, derribó árboles y anuncios espectaculares, derrumbes y socavones carreteros, así como inundaciones en viviendas, sin que hasta el momento se reporten víctimas morales.

Sin embargo, resaltó la vulnerabilidad de Guerrero a las inclemencias meteorológicas y citó que en cada temporada de lluvias se reportan caminos rurales obstruidos, deslaves y afectaciones de carreteras en municipios de la región Montaña.

Mientras que en la franja costera se registran fuertes vientos que generan daños estructurales en vías públicas y viviendas, aumento del nivel del mar, fuerte oleaje e inundaciones, las cuales paralizan la actividad comercial, turística y sectores productivos, así como sembradíos y cosechas.

Agregó que esas afectaciones alcanzan a las escuelas, centros de salud y hospitales, por lo que es importante que las áreas de Protección Civil de los gobiernos federal y estatal implementen reuniones permanentes, no sólo cuando fenómenos naturales estén cerca del estado.

En ese sentido recordó los daños que causaron en septiembre del 2013 la tormenta tropical “Manuel” y el huracán “Ingrid”, con saldo de 105 víctimas mortales y daños materiales por 23 mil 441 millones de pesos.

“Es por ello por lo que no podemos estar a la espera de más tragedias, es necesaria una coordinación permanente entre el gobierno federal y el gobierno del estado para atender las condiciones climáticas del Estado”, indicó.

Al respecto Catalán indicó que el Poder Legislativo no puede estar ajeno a las afectaciones que causan ese tipo de fenómenos ni de los guerrerenses que en estos momentos “están pasando por una situación difícil; algunos perdiendo sus hogares, sus pertenencias que les han costado adquirirlas, sus insumos alimenticios e incluso arriesgando su salud”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts