Interviene Ricardo Mejía Berdeja al respecto de los hechos de violencia en la telesecundaria

/ 252

*Pide que sea la SEDENA la que brinde seguridad

*No es confiable la policía municipal

Chilpancingo, Gro. 22 de Marzo del 2018. – La violencia cada día acosa más a maestros, alumnos, autoridades educativas y no han cesado estas acciones que dañan el sistema educativo de la entidad “la mejoría no solo no llega en las escuelas básicas de la entidad” sino que ahora son acosadas por los grupos delincuenciales en modalidades nunca antes reportadas.

Es claro, criticó, que las policías municipales resultan inoperantes, la policía estatal es insuficiente es por ello, que se requiere la intervención de la SEDENA para salvaguardad a nuestra niñez. Hizo un llamado al Secretario de Educación José Luis González de la Vega a que sea vigilante de los trabajos de seguridad a los planteles educativos de Acapulco y de todo Guerrero.

La descomposición del tejido social en el estado de Guerrero ha llegado al sector más vulnerable, la niñez guerrerense, la niñez que está siendo educada precariamente. “La violencia ha llegado a marcar a nuestro estado, hasta convertirse en un problema de salud pública, incluso un problema para el sistema educativo en Guerrero” sostuvo en tribuna el diputado y lamentó los niveles de normalización de la violencia “la misma sociedad ha perdido la capacidad de asombro”.

Ante esta espiral de violencia, es necesario blindar a las personas que se encuentran en el sector educativo de manera inmediata, ya que han sufrido constantes amenazas a su integridad física y psicológica, lo que pasó a la telesecundaria le pasa a cientos de escuelas en el estado, denunció.

Decenas de maestros de escuelas básicas han denunciado los constantes acosos a sus instalaciones e incluso maestros, alumnos, han sido secuestrados y asesinados, concretamente del Puerto de Acapulco, Chilapa y de la región de Tierra Caliente.

Sin embargo, lo ocurrido en la telesecundaria de la colonia Frontera en Acapulco, donde trasquilaron a 22 personas; 20 alumnas y dos maestras. Diversos testimonios indican que a la hora de la entrada a clases se encontraban afuera de la telesecundaria hombres desconocidos en una camioneta, quienes obligaron a las niñas a que se hincaran en el primer salón y les cortaron el pelo a todas las alumnas y a la maestra, y en el segundo sólo a la maestra le cortaron el pelo y les dijeron “a las niñas que se hincaran y se trensaran”.

La sangre sigue siendo derramada y los efectos violentos son ya impredecibles, con un alto salvajismo criminal en los albores de una guerra civil, que ha golpeado particularmente las zonas débiles los municipios como son el caso de Iguala de la Independencia, Teloloapan, Chilpancingo, Chilapa, pero en especial Acapulco.