Con cero tolerancia a la corrupción disminuirá violencia: Jacko Badillo

/ 810

*Se debe desterrar la impunidad de las instituciones oficiales, demanda el dirigente empresarial

Acapulco, Gro. 04 de Marzo del 2018. – Para desterrar la impunidad que propicia la violencia, debe implementarse una política de cero tolerancia a las dependencias de Seguridad Pública, Fiscalía General del Estado y tribunales de justicia en Guerrero, manifestó el empresario Joaquín ‘Jacko’ Badillo Escamilla.

Ante el reconocimiento oficial de que existen focos rojos de seguridad que pueden obstaculizar en varios municipios el proceso electoral, el empresario advirtió que “no se puede permitir que la violencia sea parte de nuestra vida cotidiana ni de las elecciones”.

Sin embargo, Badillo Escamilla consideró un avance el reconocer que existe una situación compleja que dijo, “también afecta al sector productivo, en donde la violencia ha hecho mella severa a los negocios”.

“Directa o indirectamente la cadena de valor se va interfiriendo, hasta que se colapsa y ya no hay forma de salvarla; es ahí donde el empresario cierra o se va”, añadió.

Jacko Badillo consideró que, si desde la esfera oficial no se ataca de manera eficaz la corrupción en dependencias como Seguridad Pública y las que participan en la procuración y administración de justicia, “difícilmente habrá resultados en cualquier estrategia que se aplique”.

Jacko Badillo se sumó a la exigencia de que sea replanteada la estrategia de seguridad, en la que deben participar; la federación, el estado, el municipio y la sociedad civil.

Externó que, como sector empresarial, se mantiene la exigencia “de lo que por derecho nos corresponde como ciudadanos: seguridad para nuestros negocios y para todos los ciudadanos”.

Reconoció que es fundamental acompañar a la autoridad en este esfuerzo, “trabajar en sintonía, con participación ciudadana, que permita la toma de decisiones consensadas entre sector privado y público, para que juntos, encontremos una solución pronta”.

“Si no participamos e incidimos en una nueva estrategia que derive en una nueva política pública en materia de seguridad, no vamos a poder controlar y mucho menos combatir y erradicar el problema”, prosiguió.

El también aspirante a la candidatura del PRD a la alcaldía de Acapulco, finalizó planteando que las acciones en seguridad pública no deben limitarse a traer más patrullas, armas y policías o las fuerzas armadas; y sí, atender factores como la desintegración familiar, el acceso a la educación, el bienestar social, pero, sobre todo, a garantizar el estado de Derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *