Se entrega en la FGR un implicado en la desaparición de los 43 normalistas

0
169

Chilpancingo, Gro., a de Septiembre de 2020. – Carlos Gómez Arrieta, quien fuera director de la Policía Federal Ministerial (PFM) cuando desaparecieron los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, en septiembre de 2014, y sobre quien había orden de aprehensión por el delito de tortura sobre un presunto implicado en el caso de los estudiantes, se entregó de manera voluntaria a la Fiscalía General de la República (FGR), la mañana de este viernes.

El hecho lo dio a conocer el subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez quien a través de su cuenta de Twitter indicó después de las 4 de la tarde de este viernes: “esta mañana en la Ciudad de México se entregó voluntariamente a las autoridades de la FGR, Carlos Gómez Arrieta, ex titular de la Policía Federal Ministerial (PFM) durante los lamentable hechos de Ayotzinapa y sobre quien existía una orden de aprehensión desde marzo” de este año.

En junio del año pasado se exhibió una videograbación en la que Carlos Gómez Arrieta interroga a Carlos Canto Salgado, uno de los presuntos implicados en la desaparición de los 43 normalistas en Iguala y quien presumiblemente era integrante del grupo criminal Guerreros Unidos (GU).

En el video se aprecia cómo el entonces director de la PFM encabeza un interrogatorio a Canto Salgado, quien estaba vendado de los ojos y a quien en varias ocasiones lo torturan colocándole una bolsa de plástico en la cabeza, presionándolo de esa manera para que confesara o que dijera todo lo que sabía sobre la desaparición de los 43.

En junio del 2019, Carlos Gómez Arrieta ya no era director de la PFM, se desempeñaba como subsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Michoacán que encabeza el perredista Silvano Aureoles Conejo. A raíz de esta videograbación pidió licencia al cargo.

Desde marzo pasado un juez federal concedió una orden de aprehensión contra Gómez Arrieta, quien estuvo prófugo cinco meses, hasta que este viernes acudió a las oficinas de la FGR en la Ciudad de México, en donde se entregó de manera voluntaria. 

(www.agenciairza.com)