Mujer denuncia la desaparición de su hijo en la avenida Costera Miguel Alemán

0
322

*Pide a la FGE que revise la grabación de las cámaras de seguridad del 8 de julio, a la altura del edificio Oceanic 2000

Acapulco Gro; a 03 de agosto del 2020.- Doña Filiberta Ozuna Bailón, este lunes denunció la desaparición de su hijo David Vladimir Romero Ozuna, de 27 años, desde el pasado 8 de julio, por lo que pidió a las autoridades que revisen las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Costera Miguel Alemán de esa fecha, a la altura del edificio Oceanic 2000.

Este lunes, a la altura del edificio donde su hijo se subió a un camión urbano alrededor de las 12:30 del día del pasado 8 de julio, la mujer pidió a la Fiscalía General del Estado, a la alcaldesa Adela Román Ocampo y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que le ayuden a localizar a su hijo y que sean revisadas las grabaciones “cámara por cámara, porque aquí están”.

Dijo que el jueves pasado interpuso una denuncia formal por la desaparición de su hijo ante la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común con sede en Costa Azul, después de que lo buscó con sus amigos, hospitales, separos policiacos y en las instalaciones del Servicio Médico Forense y no lo ha encontrado.

Mencionó que la mañana del pasado 8 de julio, días después de que se decretó el Semáforo Naranja para Guerrero por la pandemia del Covid-19, su hijo salió de su casa en la comunidad de La Venta, con dirección a un hotel localizado en la costera Miguel Alemán, para lavar carros y ganar un poco de dinero. 

Ese 8 de julio, un compañero de su hijo lo observó subirse a un camión urbano a las 12:30 del día para regresar a su casa.

La señora Filiberta Ozuna, contó que su hijo, quien el pasado 23 de junio cumplió años, también se dedicaba a montar toros en los jaripeos y que en la Feria de la Candelaria del mes de febrero pasado en Zumpango, Guerrero, su hijo fue corneado en el abdomen, por lo que fue internado en el Hospital General “Raymundo Abarca Alarcón” de Chilpancingo.

Razón por la que cuando en marzo empezó la cuarentena por la pandemia del coronavirus, Vladimir se estuvo en su casa recuperándose, no había salido.

Sin embargo, el 2 de julio y tras la reapertura económica, decidió buscar trabajo en el hotel de Acapulco, donde hace años trabajó su papá y logró que lo dejaran lavar los coches para tener dinero para comer.

Comentó que decidió hacer pública la situación, porque la Fiscalía General del Estado no hace nada para dar con el paradero de su hijo.

Señaló que lo que quiere es que su hijo regrese vivo a su casa y pidió que, si alguien lo tiene privado de su libertad, que lo deje libre y no procederá de ninguna manera en su contra.

“Yo sólo quiero vivo a mi hijo, de lo demás, no sé nada”, insistió.

A la alcaldesa Adela Román Ocampo y al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, les pidió su intervención en el caso.

Incluso, dijo, que ha estrechado la mano de Andrés Manuel López Obrador cuando estaba en campaña por la Presidencia de México, por lo que ahora, le pide su ayuda para encontrar a su hijo. (www.agenciairza.com)