Empresarios requieren apoyos fiscales para enfrentar crisis por baja de turismo: Castro Soto

/ 312

Por: Enrique Villagómez

Acapulco, Gro. 28 de Septiembre del 2017. – El ex Secretario de Fomento y Desarrollo Económico (SEFODECO), Enrique Castro Soto, afirmó que empresarios del sector turístico en Acapulco, requieren de estímulos fiscales para enfrentar la crisis que se avecina por la falta de turismo en este destino de playa.

Considero como oportuna la ayuda que están recibiendo los damnificados por el huracán Max y los sismos del 7 y 19 de septiembre, pero también es necesario que los tres niveles de gobierno apoyen con estímulos fiscales a los empresarios del sector turístico, porque son ellos quienes deberán mantener las fuentes de empleo durante la crisis que se avecina en los próximos meses por la falta de turismo.

“El esfuerzo tiene que ser compartido en el sentido de que el sector empresarial tiene que invitar al turismo a que venga no solo con descuentos y buenos servicios, sino que también el gobierno debe ser solidario con los empresarios ofreciendo estímulos fiscales. No se puede apretar el cinturón de un solo lado, el esfuerzo debe ser compartido”.

El ex funcionario durante la administración de Ángel Aguirre Rivero consideró como prioritario que se disminuya al 50 por ciento el costo del peaje en la autopista del Sol, porque ello coadyuvaría a reforzar las diversas promociones y ofertas turísticas que se están presentando para atraer visitantes al puerto durante los próximos tres meses.

“De por si es una temporada muy difícil para hoteleros, restauranteros y prestadores de servicios turísticos los meses de septiembre a diciembre, y ahora hay que sumarle que el principal mercado de visitantes que tiene Acapulco está colapsado por los efectos del sismo”.

Castro Soto, adelanto que a pesar de que Acapulco “no resulto afectado físicamente por los sismos”, si experimentara “daños colaterales graves” por la caída en el número de visitantes que desde el pasado fin de semana ya comenzó a reflejarse en las estadísticas que marcaron apenas un 20 por ciento de ocupación hotelera.

“El daño del sismo será directo a la economía de los acapulqueños por la falta de visitantes. Ya en muchos hoteles se está aplicando el llamado descanso solidario, donde los trabajadores de planta son obligados a no laborar sin goce de sueldo hasta tres días por quincena, para poder mantener sus fuentes de empleo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *