Matan a abuelo y nieto, dueños de un taller de motocicletas, en Acapulco

/ 8471

Acapulco, Gro. 30 de Enero del 2018. – Los propietarios de un taller de motocicletas –abuelo y nieto- fueron asesinados a balazos la tarde de este lunes en un taller de motocicletas ubicado en la populosa colonia Progreso, en esta ciudad y puerto.

De acuerdo con datos preliminares, el sangriento hecho se dio alrededor de las 17:20 horas en la esquina de la calle Oaxaca y Querétaro del citado asentamiento, en plena mancha urbana de Acapulco.

En el ataque, se informó, resultó inicialmente muerto Pedro “N”, de 83 años de edad, en tanto que su nieto –de nombre Eduardo ”N”, de 26 años- quedó gravemente herido, por lo que fue trasladado en un vehículo particular al Hospital General de Renacimiento y de ahí en una ambulancia al hospital de El Quemado, donde a los pocos minutos de su ingreso falleció a causa de los múltiples disparos de arma de fuego.

Los primeros informes señalan que Pedro y su nieto se hallaban trabajando en el negocio con razón social “Taller de Motos Muñiz”, repentinamente llegaron dos hombres que sin mediar palabras abrieron fuego en contra de ambos, para inmediatamente después huir.

Una vez alertados, al lugar acudieron elementos de las diferentes corporaciones policiacas para, como en la mayoría de los casos, acordonar sólo el área de los hechos. Luego asistieron un agente, peritos y policías ministeriales para realizar las diligencias de ley y dar inicio a una carpeta de investigación.

En cuanto a los agresores, éstos pudieron huir con toda impunidad, pese al presunto y publicitado blindaje que hay en la ciudad, con elementos de las policías federal, estatal e incluso militares.

De las actuaciones en el lugar de los hechos se hizo cargo el personal del Ministerio Público del sector Central, al término de las cuales se ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la práctica de la necropsia que marca la ley. Igualmente se hizo en el nosocomio, con la segunda víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *