Bloquea CETEG la carretera Tixtla-Chilapa: impide paso al Semefo para levantar el cuerpo de un policía asesinado

/ 605

Tixtla, Gro. 24 de Abril del 2018. – Cientos de personas que se transportaban en vehículos del servicio público y privado fueron afectadas, por segundo día consecutivo, por un bloqueo que realizaron maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) en la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, a la altura de la ciudad de Tixtla.

Los maestros disidentes impidieron la circulación vehicular para demandar cambios de adscripción a consecuencia de la violencia y la asignación de más de 200 plazas de trabajo.

Este martes, el bloqueo inició a las 6 de la mañana y se levantó después del mediodía, luego de instalar una mesa de negociación con autoridades de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG).

De nueva cuenta los profesores disidentes atravesaron automóviles y colocaron piedras sobre el pavimento para interrumpir la circulación vial en ambos sentidos de la carretera que comunica a Tixtla con Chilapa.

Durante el bloqueo, los profesores aseveraron que se necesitan 274 profesores en la Montaña y que necesitan, además, un cambio de adscripción de varios maestros, por la inseguridad y la violencia que priva en la región.

En el plantón criticaron severamente la postura que ha asumido la dirigencia de la CETEG que encabeza Arcángel Ramírez Perulero, que los ha dejado solos y “no enarbola las demandas de la base disidente; está más preocupado por andar en campaña electoral que por luchar por los derechos del magisterio”.

Se presentó después de las 11 de la mañana el secretario técnico de la SEG, Jorge Sotomayor Landeta, quien dijo que iban a instalar una mesa para analizar sus demandas y darles respuesta, pero que liberaran la carretera.

Una comisión de maestros se retiró del lugar con funcionarios de la SEG, pero en el sitio permaneció el bloqueo. En tanto, cientos de personas tuvieron que transbordar vehículos para poder continuar hacia Chilapa, Tixtla o Chilpancingo.

Sólo se permitió el paso a una familia que viajaba en una camioneta proveniente de Chilapa con un muchacho de unos 19 años de edad, quien traía fracturada una pierna.

El joven tuvo que caminar con muletas un kilómetro, ayudado por sus familiares, para poder pedir a los maestros que bloqueaban que le permitieran el paso. “Voy a consulta a Acapulco para que me operen de esta fractura”, les explicó.

Al principio los maestros le decían que transbordara a otro automóvil del servicio público, pero les explicó que ya tenía agendada una cita con un doctor y que lo estaban esperando. Después de unas dos horas de estar en ese lugar, les abrieron paso a él y su familia.

Los maestros permitieron también que pasara una ambulancia de la Secretaría de Salud que traía a esta capital a un paciente desde la cabecera municipal de Chilapa.

Pero el momento más dramático de este bloqueo fue cuando una camioneta del Servicio Médico Forense (Semefo) no pudo continuar su trayecto hacia Chilapa para recoger el cuerpo de un policía que fue asesinado a tiros.

Finalmente, una patrulla de la Policía Municipal de Chilapa trajo el cuerpo del policía asesinado y en ese punto hicieron el traspaso del cadáver a la camioneta de Semefo, ante la notoria sorpresa de maestros y personas que dirigían el tránsito.

(www.agenciairza.com)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *