Niño cae a pozo en Guanajuato; van cuatro días y autoridades no logran rescatar su cuerpo

/ 463

Ciudad de México. 25 de Abril del 2017. – Desde hace cuatro días, el cuerpo de Héctor, un niño de tres años, permanece en el interior de un pozo ubicado en unos campos de cultivo en las inmediaciones de la Colonia 18 de Marzo de este municipio.




Aparentemente, el pasado jueves 20, el niño salió con su padrastro a cazar conejos y cayó al pozo, que se calcula tiene unos cien metros de profundidad.

Las horas han transcurrido entre reclamos de familiares a las autoridades municipales y de Protección Civil estatal por la interrupción de la búsqueda el domingo, y las diferencias entre dichas instancias y el cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México, que este lunes por la madrugada arribó al sitio para colaborar en el rescate del menor.

Y es que los familiares del menor y el presidente municipal, Antonio Acosta –según él mismo declaró esta mañana–, hicieron la petición al jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera. La razón: la familia consideró que el personal municipal y estatal no atendió la emergencia eficientemente y criticó que el domingo suspendieron la búsqueda y se retiraron del lugar.

Los llamados “tragahumo” capitalinos llegaron al sitio poco después de las cuatro de la madrugada de este lunes y trabajaron hasta cerca del mediodía, sin que se presentara alguna otra instancia de rescate.

El alcalde Antonio Acosta dijo que también pidió ayuda a la Brigada de Rescate Topos, cuya confirmación esperaba para este mismo lunes por la tarde.

Y agregó: “Se presume que salir con vida va estar muy difícil, pero mínimo si extraer su cuerpecito”.

El funcionario reconoció que hubo reclamos de los familiares del pequeño por la interrupción de la búsqueda el domingo, pero sostuvo que se hizo “lo humanamente posible con las herramientas del municipio… aquí en Villagrán tenemos lo indispensable, como para un enjambre de abejas o cosas de este tipo”. Luego, admitió que el personal de Protección Civil estatal debió interrumpir las tareas para reponer una de las cámaras que estaban bajando para inspeccionar el pozo.

Más tarde, se presentó personal de Protección Civil del estado e informó a los Bomberos que no podía continuar en el lugar, con el argumento de que no había un convenio o acuerdo para que colaboraran.

Intentos de rescate

En declaraciones hechas al portal digital El Salmantino, el primer inspector de los Bomberos de la Ciudad de México, Jorge Cortés Hernández, explicó que dos integrantes de su equipo descendieron al pozo –mismo que tiene alrededor de un metro de diámetro y se va angostando hacia abajo– en distintos turnos, hasta llegar a unos 60 metros de profundidad.

No obstante, fue necesario sacarlos porque las condiciones del pozo les impidieron continuar; “al segundo casi lo sacamos inconsciente”.

Más tarde, continuó el inspector, llegó personal de Protección Civil del estado y les dijo que ya no podían participar en el rescate. }

“Supimos que los de Protección Civil del estado se retiraron porque dijeron que no tenían una cámara… Nosotros no nos retiramos hasta que cumplimos el objetivo, que en este caso es rescatar al menor o recuperar su cuerpo”, dijo el también subdirector operativo de los Bomberos capitalinos.

En el lugar permaneció una grúa proporcionada por productores agrícolas de la zona, que se ha utilizado para tratar de ampliar el acceso al pozo.

Sin embargo, en opinión del subdirector de los Bomberos de la Ciudad de México, esto ha empeorado las posibilidades de descender al sitio, puesto que con el uso de la maquinaria se han reblandecido los muros de la fosa.

Por la tarde, el personal de emergencia continuó los intentos por rescatar al menor. Los Bomberos aseguraban que se irían “hasta recibir órdenes del jefe de gobierno”.

Un vecino de la comunidad ofreció perforar un hoyo paralelo a unos metros del pozo y conectarlo, pero esta obra tardaría por lo menos tres días más.

Hallan cuerpo

Pasadas las 7:30 de la noche, la Secretaría de Seguridad Pública del estado envió un comunicado de prensa en el que confirmó el hallazgo del cuerpo del menor de tres años dentro del pozo, aunque no ha sido recuperado todavía.

La dependencia –parte la Coordinación Estatal de Protección Civil– informó que hizo “labores ininterrumpidas de exploración” desde el momento en que se generó el reporte del percance, en conjunto con otras corporaciones como el Sistema de Urgencias del Estado (SUEG), la Asociación de Bomberos del estado y la Cruz Roja Estatal, así como una empresa privada que prestó equipo para exploración a gran profundidad.

En ningún momento mencionó a los Bomberos de la Ciudad de México.

Agregó que luego de diversas acciones para descender el equipo hasta el fondo del pozo, a 66 metros, se pudo localizar entre un montón de cables de acero, el cuerpo del menor de nombre Héctor. El pozo que tiene un diámetro muy pequeño, mantiene en sus dos últimos metros, niveles de agua que hicieron más difícil las labores”, indicó la coordinación en el comunicado.

“Ahora procederá realizar las labores de rescate del cuerpo”, puntualizó.

*Información tomada de Proceso




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *