Maduro ordena otra Constitución

/ 336

Caracas, Venezuela. 02 de Mayo del 2017. – El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer un proceso para crear una nueva Constitución, en el que los legisladores no saldrán de votación universal, sino que serán designados por sectores populares.




Convoco al poder constituyente originario para que la clase obrera y el pueblo en un proceso nacional constituyente convoque a una Asamblea Nacional Constituyente”, dijo Maduro en un mitin con obreros en Caracas al cumplirse un mes de protestas opositoras que exigen su salida del poder.

Explicó que la nueva Asamblea Nacional Constituyente estará conformada por “constituyentistas” electos por voto popular, por el pueblo y no por los partidos políticos, para “fortalecer la constitución pionera, la sabia, la bolivariana de 1999” que fue impulsada por Hugo Chávez cuando llegó al poder.

Maduro precisó que serán electos unos 500 representantes, “unos 200, 250 electos por la base de la clase obrera, de las comunas, de las misiones, de los indígenas”.

El resto de los legisladores serán designados por los municipios.

Dijo que quiere que las llamadas misiones o programas sociales, organizadas y que reciben apoyos sociales del chavismo, se integren a la Carta Magna.

El Presidente dijo que la convocatoria busca lograr la paz, para vencer el golpe de Estado y para perfeccionar el sistema económico, social y político del pueblo”.

Ya por la noche, en el Palacio Presidencial de Miraflores, Maduro firmó el decreto con el que convoca a la Asamblea Constituyente.

Oposición llama a la rebelión

Frente a la propuesta, el líder de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, llamó al pueblo a rebelarse y no aceptar este golpe de Estado, con el que Maduro busca huir del voto directo y secreto que reúnen las elecciones que reclama la oposición.

El opositor dijo que la propuesta de Maduro es una “estafa” para engañar al pueblo con un mecanismo que lo que hará es agravar el golpe de Estado que se perpetró en marzo con la aprobación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de dos sentencias que despojaron a la Asamblea de sus atribuciones legales.

“Es el golpe de Estado más grave en la historia de Venezuela. Es Maduro disolviendo la democracia y la república”, dijo en una rueda de prensa.

“Maduro gana tiempo a costa de todo, incluso pisando la carta de navegación del mismo Chávez (…) Esta Constituyente madurista es una traición clara a Chávez y al pueblo”, estimó por su parte el analista Nicmer Evans.

La oposición también llamó a “trancar (bloquear) las calles” a primera hora de hoy y a un fuerte cacerolazo la noche de ayer, mientras organiza una “mega” protesta para mañana.

El anuncio de Maduro se produjo en momentos en que miles de opositores marchaban en Caracas para exigir elecciones generales, sin que pudieran llegar al centro, como pretendían, al ser bloqueados con lluvias de gases lacrimógenos por las fuerzas de seguridad.

Un grupo de manifestantes ingresó incluso a una base militar tras romper parte de una valla de protección. En otras ciudades también hubo protestas.

*Información tomada de Excelsior




Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *