“Ya no se puede parar a la gente, porque prefiere andar en la calle”: Antonio Gaspar

/ 245

*En tanto se redoblan acciones contra el coronavirus.

Chilpancingo Gro; a 23 de junio del 2020 (IRZA).- Autoridades del gobierno estatal y municipal reforzaron este martes la brigada de sanitización e información en el mercado central de Chilpancingo “Baltasar R. Leyva Mancilla”, debido al incremento de contagios y decesos por COVID-19 en esta capital.

En este operativo participaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), del Plan DN-III-E, de las secretarías de Seguridad Pública estatal y municipal, de Tránsito y Vialidad y de las secretarías de Salud, la del estado y la federal.

De acuerdo con el subsecretario de Administración de la Secretaría de Finanzas (Sefina), Armando Soto Díaz, el propósito del gobernador Héctor Astudillo Flores es “aplanar” la curva del contagio del COVID-19 en Guerrero para cambiar el color del semáforo y poder entonces reactivar algunas actividades económicas a partir del 1 de julio.

A través de estas brigadas sanitizaron las unidades del transporte público -urvan´s y taxis-, aplicaron gel antibacterial y distribuyeron cubrebocas y, con megáfonos, convocaron a la población a quedarse en casa y a guardar la sana distancia.

Además, elementos de la Sedena y de Seguridad Pública verificaron que todos los conductores del autotransporte porten debidamente el cubrebocas, así como gel antibacterial dentro de sus vehículos, para los usuarios.

Soto Díaz explicó que estas acciones se realizaron en las inmediaciones del mercado “Baltasar R. Leyva Mancilla” por indicación de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz y del gobernador Astudillo, pues se trata de un punto de riesgo debido a la aglomeración diaria que allí se registra y porque decenas de personas acuden a surtir los productos de la canasta básica, pero también por la alta concentración de comerciantes.

“Estamos intentando, por el bien de todos, salir del semáforo rojo”, dijo el funcionario, pero advirtió que este propósito no se logrará si la población no colabora usando el cubrebocas de manera obligatoria, guardando la sana distancia y quedándose en casa si no tiene la necesidad de salir a la calle, “que la gente entienda que todavía estamos en alto contagio”.

Ya no se puede parar a la gente
En su intervención el alcalde Antonio Gaspar Beltrán dijo que “aplanar” el ascenso de contagio del COVID-19 dependerá de la población, pero admitió que ya no se puede “parar a la gente”, la cual “ya anda en la calle”, por lo que recomendó que lo hagan de manera responsable y porten cubrebocas “por el bien de todos”.

“Hemos hecho lo nuestro y el semáforo se mantiene en rojo, pero no depende de las acciones gubernamentales, depende de la movilidad social. Por eso hacemos un llamado a la responsabilidad social. Tú (ciudadano) eres responsable de tu entorno, de tus relaciones sociales. Te invitamos a que seas responsable y que te intereses en tu vida y en la vida de tus seres queridos”, dijo.

“Tratamos de ser muy responsables sin eludir nuestro compromiso de asumir el liderazgo de gobernar esta ciudad”, dijo y agradeció la solidaridad y constante preocupación del gobernador Astudillo con la población de Chilpancingo, así como de las autoridades federales en atención a la pandemia. 
(www.agenciairza.com)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts