Por inseguridad cerca de 50 familias son desplazadas en Carrizal de Bravo

/ 496

*Para defender su pueblo se levantaron en armas, pero los maestros y doctores no regresan por temor y por falta de seguridad de las autoridades

Por José Molina

Cerca de 50 familias abandonaron sus viviendas y huyeron del poblado de Carrizal de Bravo, municipio de Leonardo Bravo por temor a nuevos ataques de un grupo armado que irrumpió el pasado domingo y que disparó contra varias viviendas.

Señalaron que, ante la falta de seguridad por parte de las autoridades, los más de 800 habitantes que aún permanecen en el poblado, se levantaron en armas para defender sus tierras y la integridad de sus familias.

La tarde de este jueves, los pobladores de Carrizal de Bravo hicieron oficial su levantamiento en armas ante los medios de comunicación, quienes hicieron un recorrido por las calles del pueblo, mostrando las escuelas, el centro de salud y la iglesia abandonadas.

Además, dijeron que la mayoría de las familias que habitaban en la colonia Los Pinos, dejaron abandonadas sus casas, pues están construidas con madera y láminas galvanizadas, lo que los hacía estar más expuestos ante los ataques.

“Nuestros enfermos no tienen atención médica, ya que muchas necesitan un tratamiento especial; en caso de la Educación las escuelas están cerradas y no hay fecha para que regresen los maestros y doctores. Además, muchas familias enteras ya decidieron salir de la comunidad por temor a perder la vida y vivir atemorizadas por la falta de seguridad”, decía el comunicado de los pobladores.

“Por eso decidimos organizarnos y salir a defendernos en medida de nuestras posibilidades, con el propósito de defender a nuestras familias hasta donde las circunstancias nos las permitan, ya que son nuestras vidas las que están en riesgo y es por eso por lo que exigimos a los tres niveles de gobierno para que nos apoyen y garanticen la seguridad que merecemos, porque se ha afectado nuestras labores cotidianas”, decía otra parte del comunicado.

Los pobladores se observaban unidos, de los cuales varios hombres portaban armas largas de bajo calibre tipo escopetas, e incluso se turnan para hacer guardia y cuidar el poblado durante el día y la noche.

“Quiero pedir a los policías que vengan a cuidarnos porque ya quiero ir a la escuela, mis maestros se fueron porque tienen miedo a las balaceras; mis amiguitos y yo no podemos jugar porque tenemos miedo, queremos paz y tranquilidad”, dijo un niño que aparentaba tener unos 7 años.

Por la tarde, cerca de las 19:00 horas un grupo de la Policía Estatal acudió a realizar un recorrido por Carrizal de Bravo, pero sólo dieron la vuelta y se fueron a recorrer otros poblados donde también se han registrado más enfrentamientos.

Cabe mencionar que la tarde del miércoles, habitantes del poblado de Los Morros, municipio de Leonardo Bravo y otros cuatro poblados informaron que tras los hechos de violencia y la falta de seguridad, decidieron levantarse en armas.

Related Posts