Muere mujer taxista al chocar y volcar su vehículo en Chilpancingo

/ 1924

Esta mañana de lunes, la conductora del taxi número 49 de la ruta local, murió tras impactar la unidad y volcarse en los carriles centrales de norte a sur del bulevar Vicente Guerrero.

El cuerpo de la conductora del taxi Volkswagen Jetta, placas A-549-FGY, quedó prensado entre los fierros retorcidos de la unidad.

La taxista fue identificada en el lugar por sus compañeros de la Organización de Auténticos Taxistas de Chilpancingo (Oatich) como Karen Lizeth Moreno Hernández, de 28 años, quien tenía dos niñas, una de seis y otra de cuatro años.

El accidente ocurrió a la altura del punto conocido como Huerta “Los Calvo”, entre las colonias Galeana y San Juan, al otro costado la colonia Electricistas.

Policías federales realizaron el peritaje, y testigos del hecho dijeron que “el taxi venía como desbocado, sin control, incluso no frenó; el impacto fue de lleno”.

Al parecer la mujer taxista se quedó dormida al volante y, al salirse de la vía, con el acotamiento como una rampa, el auto se elevó y de frente golpeó brutalmente arriba de la base de cemento del poste de acero de unos cinco metros de altura y de una tonelada y media de peso, el cual derribó.

El auto dio varias vueltas hasta quedar con las llantas hacia arriba en medio de los carriles de alta velocidad, mientras que el motor del auto se salió y quedó sobre los carriles laterales del bulevar.

La mujer murió en el acto debido a múltiples lesiones; su cuerpo quedó prensado entre los fierros retorcidos de la unidad, además de que su cabeza se impactó contra el pavimento.

La circulación fue interrumpida en ese sentido por lo menos dos horas, hasta que el cuerpo fue sacado del taxi y trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).

En las labores de auxilio también participaron personal de Protección Civil, Tránsito Municipal y paramédicos de la Cruz Roja.

Algunos taxistas comentaron en el lugar del accidente que la mujer tenía muchas necesidades económicas y que había “doblado turno”, y que cuando murió iba por sus hijas para llevarlas a la escuela.

Otra versión es que indica que la infortunada taxista estuvo bebiendo por la madrugada en un lavado de autos ubicado en el encauzamiento del río Huacapa, cerca de la calle Galeana; aunque lo anterior lo determinará la necropsia.

(www.agenciairza.com)

Related Posts