Maestros y padres de una primaria exigen la construcción de su edificio

/ 363

Unos 50 padres de familia, maestros y alumnos de la Escuela Primaria Indígena “Conetcalli”, ubicada en el fraccionamiento Las Torres, en esta capital, demandaron la intervención del gobernador Héctor Astudillo Flores para que les construyan su edificio que atienda en condiciones dignas a un centenar de niños.

Los padres, maestros y alumnos llegaron este lunes a protestar en el acceso de Palacio de Gobierno, donde se celebraban los honores a la Bandera, en el marco de este mes patrio.

Los inconformes esperaban ingresar al inmueble y pedir la intervención de manera directa al gobernador Astudillo Flores, pero el mandatario no asistió a la ceremonia, pues se encontraba en Ciudad de México, en donde acompañaría al presidente Enrique Peña Nieto en el acto alusivo de su último informe de gobierno, en Palacio Nacional, este lunes.

Cuando llegaron los inconformes, los guardias de seguridad cerraron el acceso y sólo permitieron el ingreso a trabajadores que mostraban su identificación en las vallas metálicas que instalaron y donde colocan un filtro de seguridad con policías estatales.

Los manifestantes insistían en pasar a la explanada de Palacio, pues afirmaban que iban sin la intención de provocar algún altercado y querían que los atendiera un funcionario de primer nivel, pues desde hace siete años tramitan la construcción de su inmueble.

Minutos después y luego de un diálogo con funcionarios del gobierno estatal, les permitieron el acceso y los llevaron a un costado del templete, en la explanada de Palacio, donde ya se realizaban los honores a la Bandera.

La directora de la escuela “Conetcalli” (que significa Casa de Niños en Náhuatl), Honorina Gardeño García, explicó a los funcionarios que la atendieron que esa primaria se fundó hace diez años, pero desde hace siete años iniciaron sus trámites para la construcción de su edificio.

Les dio a conocer que hace siete años los habitantes del fraccionamiento Las Torres les donaron un terreno en donde construyeron la primaria con paredes de madera y techos de lámina de cartón, y que, en temporada de lluvias, como ahora, se generan severos problemas en la salud de los niños que acuden a la primaria, pues los techos tienen hoyos y se trasmina el agua a los salones que no tienen piso de cemento.

Gardeño García les indicó que junto con los padres han gestionado la construcción de la escuela y que inclusive tienen un dictamen de Protección Civil, en el sentido de que las instalaciones de esa primaria representan un riesgo para alumnos y maestros.

“Ya protestamos hace un año y sólo nos hacen dar vueltas en las oficinas. En Planeación Educativa nos dicen que ya está programada la obra, pero así nos traen desde hace tres años y por eso decidimos protestar y pedir la intervención del gobernador para que atienda directamente nuestra petición”, se quejaron.

Los funcionarios se comprometieron a que les darán una audiencia con el director del Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE), Jorge Alcocer Navarrete, para que atienda su petición.

Los padres de familia y los maestros y les advirtieron que, si no hay una respuesta favorable, van a realizar otro tipo de protestas.

(www.agenciairza.com)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *