Liberan a menor de 13 años que había sido detenido por presuntamente extorsionar a su compañera

/ 907

*Lo capturaron policías ministeriales tras denuncia de otra niña de su edad por el delito de extorsión por 254 mil pesos

Chilpancingo Gro; a 04 de abril del  2019.- El niño Ángel Humberto, de 13 años, detenido el pasado lunes primero de abril por la noche,  por una denuncia por el delito de extorsión por la cantidad de 254 mil pesos que fue interpuesta el 28 de marzo por otra niña de su misma edad ante la Agencia del Ministerio Público Especializada en Justicia para Adolescentes de la Fiscalía General del Estado (FGE), “quedó en libertad”, sin embargo, “está sujeto a un mecanismo para intentar solucionar el conflicto”, confirmó en entrevista con esta Agencia de Noticias IRZA la juez de control, Azucena Pineda Guillermo.

La audiencia inicial se celebró a las 9:30 de la mañana de este jueves en el Juzgado para Adolescentes y Enjuiciamiento Penal, ubicado a un costado de la Unidad de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, en la parte de atrás del Centro de Readaptación para Menores, muy cerca de la presa de Cerrito Rico, entrando por la carretera Chilpancingo-Chichihualco.

Sobre el mecanismo para intentar solucionar “el conflicto”, desde el Juzgado para Adolescentes y Enjuiciamiento Penal, por medio de un oficio solicitaron a la Presidencia del Poder Judicial del Estado de Guerrero que envíe un mediador especializado para que intervenga entre las dos partes, la acusadora y el acusado.

Entrevistada a su salida del edificio cuando ya se encontraba en su camioneta, la juez dijo que “una persona, un adolescente, desde que es detenido, tiene derecho a ser tratado como una persona inocente hasta en tanto no se demuestre lo contrario”.

Cuestionada sobre cómo fue el proceso de detención del niño, la juez mencionó que “implicaría darle más información, señor. Discúlpenme, yo no puedo dar información. Estoy impedida como funcionaria, como juez, porque debo proteger los derechos fundamentales del adolescente; no puedo dar más información”.

Aunque posteriormente confirmó que “el niño quedó en libertad, nada más, es lo que puedo decir”.

Antes, en las oficinas administrativas del Juzgado, de manera ambigua y hermética comentó que al niño sólo lo llevaron “para controlar su detención, para verificar si se detuvo correctamente. Ya se resolvió y ahorita está en probabilidades de que se solucione a través de la mediación”.

De este caso, para defender los derechos fundamentales del menor y como garante de la justicia, la juez no informó si se iniciaría algún procedimiento porque el niño fue incomunicado por los policías ministeriales durante su detención y porque su mamá no fue avisada de su captura, como la misma mujer lo había denunciado de manera pública previamente, acusando que se habían violado las garantías individuales de su hijo, por lo que incluso, Ángel Humberto había sido reportado como desaparecido cuando la noche del lunes salió de la secundaria.

El artículo 18 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con base al portal www.juridicas.unam.mx, establece que “Las formas alternativas de justicia deberán observarse en la aplicación de este sistema, siempre que resulte procedente. El proceso en materia de justicia para adolescentes será acusatorio y oral, en el que se observará la garantía del debido proceso legal, así como la independencia de las autoridades que efectúen la remisión y las que impongan las medidas. Éstas deberán ser proporcionales al hecho realizado y tendrán como fin la reinserción y la reintegración social y familiar del adolescente, así como el pleno desarrollo de su persona y capacidades. El internamiento se utilizará sólo como medida extrema y por el tiempo más breve que proceda, y podrá aplicarse únicamente a los adolescentes mayores de catorce años de edad, por la comisión o participación en un hecho que la ley señale como delito”.

El niño permaneció detenido desde las 08:30 de la noche del lunes hasta las 09:00 de la mañana de este jueves.

Su detención ocurrió a la salida de la secundaria vespertina Primer Congreso de Anáhuac de Chilpancingo, la misma que por la mañana lleva el nombre de Raymundo Abarca Alarcón.

La Fiscalía General del Estado (FGE), no ha emitido ningún pronunciamiento sobre este caso. Los diputados locales como la Comisión Estatal de Derechos Humanos también han guardado silencio. (www.agenciairza.com)

Related Posts