La Secretaria de Educación Guerrero aplica la norma para detectar a los aviadores

/ 315

*Todos los empleados deben estar en sus centros de trabajo: Salgado Urióstegui

Chilpancingo Gro; a 06 de noviembre del 2019.- Más de 12 mil trabajadores de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) fueron citados a la Contraloría Interna para que presenten documentación donde acrediten que están desquitando su salario y que están en funciones académicas o administrativas, luego de que sus plazas fueran observadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en el ejercicio 2018.

Desde el pasado, lunes miles de maestros y trabajadores administrativos de la SEG recibieron notificaciones de la Contraloría, en donde les informan que derivado de la auditoría 916-DS-GF de la ASF a los recursos del Fondo de Aportaciones para la Nómina y Gasto Operativo (FONE) de la cuenta pública 2018, se derivaron “observaciones” a miles de plazas en Guerrero que tendrán que “de manera aún preventiva puedan aclarar y/o justificar lo observado” señala la notificación a los trabajadores de la SEG.

Por ello la Contraloría les pide comparecer del 5 al 11 de noviembre” en sus oficinas que se encuentran en el Fraccionamiento Santa Rosa de esta capital, con los documentos que prueben que están trabajando.

Este miércoles el titular de la SEG, Arturo Salgado Urióstegui, fue entrevistado al respecto al concluir un evento público en esta capital, donde aceptó que hay notificaciones a miles de trabajadores: “nos ha requerido la ASF que todo el presupuesto que está considerado para el pago de maestros, de administrativos y de servicios, deben estar trabajando, que comprueben que están desquitando el salario, no se trata de una persecución, ni nada”.

Dijo que las autoridades estatales están obligadas ante el gobierno federal “que estamos aplicando y dando buen uso al presupuesto, que las plazas que se les ha dado al trabajador o al maestro se están desempeñando en la función que les corresponde; entonces les pediría a los compañeros requeridos que aporten la información que se les está pidiendo”.

Salgado Urióstegui insistió que no se trata de una “persecución, creo que todos estamos obligados a aclarar y transparentar lo que estamos haciendo y como autoridades debemos de cumplir con esos requerimientos de la ASF, no podemos dejar de cumplir y les pediría a los compañeros requeridos que lleven sus documentos y si les hiciera falta alguno que nos digan, pero tampoco vamos a justificar a alguien que no esté trabajando”.

Arturo Salgado aceptó que ese requerimiento a trabajadores de la SEG ya se hizo en noviembre del año pasado, cuando fueron 12 mil: “este año son muchos más y tenemos que cumplir con la ley, es un número importante y son muy pocos los que faltan por entregar información y el que no vaya a trabajar pues se va a levantar las actas correspondientes”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de DIGITAL GUERRERO su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.

Related Posts